Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Problemas de las arterias carótidas: accidente cerebrovascular

Las arterias carótidas son grandes vasos sanguíneos que conducen la sangre al cerebro. Cuando están sanas, el cerebro obtiene todo el oxígeno y los nutrientes que necesita para funcionar bien. Pero si las arterias carótidas están dañadas, pueden aumentar en gran medida sus probabilidades de tener un accidente cerebrovascular. Este tipo de accidente consiste en una pérdida repentina de la función cerebral debido a la falta de flujo sanguíneo.

Cómo los daños a las arterias pueden llegar a provocar un ataque cerebral

La pared interior de una arteria carótida sana está lisa y sin obstrucciones. Pero ciertos problemas de salud, como la alta presión arterial, pueden dañar la pared de la arteria y crear rugosidades que facilitan la acumulación de placa (depósitos grasos) en la misma. También pueden formarse coágulos en la placa. Cuando los pedazos de placa o de coágulos (llamados embolias) se separan de la pared de la arteria, pueden desplazarse con la sangre y bloquear un vaso sanguíneo pequeño en el cerebro. Esto impide que la sangre llegue a una parte del cerebro, causando lo que se conoce como accidente cerebrovascular.

Corte transversal de una arteria carótida con placa en las paredes y un coágulo de sangre que bloquea completamente el paso de la sangre. Se desprenden émbolos del coágulo y suben al cerebro. Contorno de una cabeza humana que muestra las arterias carótida primitiva y externa en el cuello y las arterias carótidas internas que llegan a la base del cerebro. Parte del cerebro está oscurecido para mostrar que hay daño.

 

Síntomas de un accidente cerebrovascular

A continuación se indican algunos síntomas de accidente cerebrovascular. Llame de inmediato al 911 si observa cualquiera de estos síntomas. En un accidente cerebrovascular, es de vital importancia obtener tratamiento lo antes posible. Mientras más se demore el tratamiento, mayor será el daño causado.

  • Repentina falta de sensibilidad o debilidad en la cara, los brazos o las piernas, especialmente si ocurre sólo en un lado

  • Repentina confusión o dificultad para hablar o entender lo que le dicen

  • Repentina dificultad para ver con uno o ambos ojos

  • Repentina dificultad para caminar, mareos o pérdida del equilibrio

  • Repentino dolor de cabeza muy fuerte, sin causa conocida

AIT (Accidente isquémico transitorio)

Un accidente isquémico transitorio es como un mini-accidente cerebrovascular. Se trata de una advertencia seria de la posibilidad de un accidente cerebrovascular más grave. Los AIT ocurren cuando una arteria que abastece al cerebro se bloquea temporalmente. Esto produce síntomas de accidente cerebrovascular que pueden durar desde unos segundos a varias horas. NUNCA ignore los síntomas de accidente cerebrovascular. Llame al 911 de inmediato.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.