Testículo sin bajar: Cirugía - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía de testículo no descendido

Si un testículo no baja por sí mismo, se debe tratar para prevenir problemas. La cirugía se realiza para bajar un testículo no descendido a su posición normal dentro del escroto.

Parte baja del abdomen de un bebé en donde se ven los riñones por debajo de la piel. El testículo derecho está en su posición normal en el escroto. El testículo izquierdo no descendió y está entre la entrepierna y el escroto. El testículo no descendido se trasladará a la posición normal.

Por qué es necesario el tratamiento

  • Cuanto más tiempo permanezca un testículo por fuera del escroto, más probable será que produzca menos cantidad de espermatozoides.

  • Un testículo no descendido es más propenso al cáncer y continúa siendo así aunque el testículo se baje al escroto. Bajar el testículo facilita la detección de posibles problemas.

  • Es posible que un testículo no descendido deje una pequeña rotura (hernia) en la pared que se encuentra entre el abdomen y la entrepierna. Las hernias se deben tratar para prevenir complicaciones.

Cirugía

El testículo se baja al escroto mediante una cirugía.

  • Se le pedirá que llegue al hospital o centro de cirugía con su hijo de 1 a 2 horas antes de la operación.

  • Su hijo recibirá anestesia para que esté cómodo.

  • Le harán un corte (incisión) en la entrepierna o en el abdomen y otro pequeño en el escroto.

  • Se separará el testículo del tejido que lo rodea y se lo bajará y coserá a la pared del escroto.

Llame a su médico si:

Llame a su proveedor de atención médica si su hijo saludable tiene cualquiera de los signos o síntomas que se describen a continuación:

  • La incisión sangra, se enrojece o supura.

  • En un bebé menor de 3 meses de edad, una temperatura rectal de 100.4°F (38.0ºC) o más alta.

  • En niños de 3 a 36 meses, una temperatura rectal de 102°F (39.0ºC) o más alta.

  • En un niño de cualquier edad, una temperatura de 103°F (39.4ºC) o más alta.

  • Un niño menor de 2 años tiene fiebre y dura más de 24 horas o 3 días si el niño tiene 2 años o más.

  • Ha tenido una convulsión causada por la fiebre.

  • Llora todo el tiempo.

Después de la cirugía

Lo más probable es que su hijo regrese a su casa unas horas después de la cirugía. Debería sentirse mejor en 2 o 3 días.

  • Es posible que el médico le recete medicamentos para aliviar el dolor, así que asegúrese de que su hijo los tome según las indicaciones.

  • Por uno o dos días después de la cirugía, o cuando lo autorice el cirujano de su hijo, el niño deberá bañarse únicamente usando una esponja; luego podrá retomar los baños normales.

  • La mayoría de los niños tendrá una incisión en la entrepierna y una segunda en el escroto. No es necesario cuidar de las heridas de la cirugía (incisiones) ya que estarán cerradas con pegamento para piel que se desprende gradualmente y las suturas se disolverán a medida que su hijo retome los baños normales. También es posible que su hijo tenga suturas (puntos de cirugía) que deberán quitarse de 7 a 10 días después de la cirugía.

  • Es normal que el escroto esté hinchado y amoratado alrededor de la incisión del escroto. Todo eso se normalizará con el tiempo y generalmente el aspecto es mucho mejor una semana después.

  • Su hijo debe evitar nadar en piscinas y lagos por dos 2 semanas después de la cirugía.

  • Podrá realizar actividades livianas, pero no es recomendable que se esfuerce practicando deportes por 3 o 4 semanas después de la cirugía o por el tiempo que indique el cirujano de su hijo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.