Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Problemas comunes de la tiroides

Image

Hipotiroidismo

Cuando se tiene hipotiroidismo, la glándula tiroides no produce suficiente hormona. La causa más común del hipotiroidismo es la tiroiditis de Hashimoto: el sistema inmunológico del cuerpo confunde la glándula tiroides con algo que tiene que atacar. El hipotiroidismo también puede ser debido a que la tiroides no dispone de suficiente yodo para producir la hormona, a problemas con la glándula pituitaria o a la extracción de la glándula tiroides.

 

 

Síntomas comunes

  • Poca energía, cansancio, depresión

  • Frío

  • Dolor muscular

  • Pensar con lentitud

  • Estreñimiento

  • Reglas más largas y abundantes

  • Ganar peso

  • Piel, pelo y uñas secos y quebradizos

Image

Hipertiroidismo

Cuando se tiene hipertiroidismo, la glándula tiroides produce demasiada hormona. La causa más común del hipertiroidismo es la enfermedad de Graves: el sistema inmunológico estimula excesivamente la glándula tiroides. La enfermedad de Graves a veces hace que los ojos sean saltones (exoftalmos). Un nódulo en la glándula tiroides puede causar hipertiroidismo, si las células del nódulo producen más hormona que el resto de la glándula.

 

 

Síntomas comunes

  • Temblores, nerviosismo, irritabilidad

  • Calor

  • Latidos del corazón rápidos e irregulares

  • Debilidad muscular y cansancio

  • Evacuaciones más frecuentes

  • Reglas más breves y menos abundantes

  • Pérdida de peso

  • Caída del pelo

¿Qué es un bocio?

Un bocio es una glándula tiroides que aumentó de tamaño. Cuando la glándula se agranda, usted puede ver o sentir una hinchazón en el cuello. El bocio puede aparecer cuando una persona tiene hipotiroidismo.

Image

Nódulos

Los nódulos son bultos de tejido que se forman en la glándula tiroides. Por lo general se desconoce la causa de su aparición, pero pueden ser más comunes en personas que han recibido radiaciones terapéuticas en la cabeza o el cuello. La mayoría de las veces, los nódulos no afectan la producción de la hormona tiroides y no causan síntomas. Algunas veces se notan por fuera. Suelen ser benignos (no son cancerosos), pero a veces pueden ser cancerosos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.