La laparoscopia pélvica - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Laparoscopia pélvica

Este es un tipo de cirugía que utiliza incisiones muy pequeñas. y es posible gracias al laparoscopio (un instrumento largo y delgado que tiene una cámara y luz). Con esta herramienta, su cirujano puede ver dentro del abdomen. Para realizar la cirugía, se introducen instrumentos especiales dentro del abdomen a través de las incisiones pequeñas. La laparoscopia pélvica se usa con frecuencia para el diagnóstico y tratamiento de las causas de problemas pélvicos, como dolor e infertilidad. Una laparoscopia generalmente implica:

Tres proveedores de atención médica que visten ambos quirúrgicos, barbijos y gorros están operando usando un laparoscopio. Están mirando un monitor de video.

  • Una internación breve (lo más probable es que usted regrese a su casa ese mismo día).

  • Una recuperación rápida

  • Anestesia mínima

  • Cicatrices externas pequeñas

  • Dolor postquirúrgico de leve a moderado

Los preparativos

Para prepararse para la cirugía:

  • Informe a su médico todos los medicamentos que toma: incluya hierbas medicinales, suplementos y medicamentos de venta libre. Es posible que usted tenga que dejar de tomar ciertos medicamentos, como aspirina o ibuprofeno, dos semanas antes de la cirugía.

  • No coma ni beba nada después de la medianoche anterior a la cirugía.

  • Coordine con alguna persona para que le lleve a su casa en automóvil después de la cirugía.

Antes del procedimiento

Lo más probable es que le administren anestesia general para que duerma durante la operación. Pueden colocarle un catéter (tubo) para que la orina salga de la vejiga. 

Cómo se realiza la laparoscopia pélvica

Se hacen una o más incisiones pequeñas (de un cuarto o de media pulgada) cerca del ombligo o de la línea del vello púbico, o en alguno de los costados de la parte inferior del abdomen. El laparoscopio se inserta a través de una de las incisiones. Este instrumento envía imágenes a una pantalla de video, lo que le brinda al cirujano primeros planos de los órganos. Se emplea gas para inflar el abdomen, lo que le abre espacio al cirujano para ver y trabajar. Según lo que encuentre, es posible que se realice una cirugía para tratar el problema en ese mismo momento.

Después del procedimiento

  • Le llevarán a un área postquirúrgica hasta que se despierte y se recupere de la anestesia.

  • Es posible que le duela un poco la espalda debido a la irritación que provoca el gas que se usa para inflar el abdomen.

  • Es posible que tenga algo de flujo vaginal. Si es así, pídale una toalla sanitaria a la enfermera.

  • Le pedirán que haga pequeñas caminatas para mejorar la respiración y la circulación de la sangre.

  • Si le colocaron un catéter, lo más probable es que se lo quiten antes de irse para su casa.

  • Usted podrá regresar a su hogar apenas se recupere de la anestesia y su estado sea estable.

Su recuperación

El tiempo de recuperación dependerá de qué procedimiento se realizó por medio del laparoscopio y puede ser de 2 a 6 semanas. Si se realizó un procedimiento simple, como ligadura de trompas, entonces 2 semanas es un tiempo razonable. En el caso de una histerectomía laparoscópica, la recuperación puede llevar hasta 6 semanas. Mientras se recupera, asegúrese de seguir las instrucciones de su médico. Durante ese tiempo:

  • Tome los analgésicos (calmantes del dolor) según le hayan indicado.

  • Comience a comer alimentos sólidos cuando se sienta bien para hacerlo. Para prevenir el estreñimiento, coma frutas, verduras y granos integrales. Beba abundante cantidad de líquidos.

  • No levante ningún objeto que pese más de 20 libras hasta que su médico le diga que es seguro.

  • Tómelo con calma por unos días Pregúntele a su médico cuándo puede volver a trabajar, hacer ejercicio y tener relaciones sexuales.

  • Programe una visita de control con su médico para hablar sobre el resultado del procedimiento.

Llame a su médico

Comuníquese con su médico de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Escalofríos o fiebre con una temperatura de 101°F (38.3°C) o más

  • Herida enrojecida, hinchada o con supuración

  • Sangrado vaginal abundante con sangre muy roja o flujo maloliente

  • Dificultades para orinar

  • Dolor abdominal muy intenso o mucha hinchazón

  • Piernas doloridas, rojas o hinchadas

  • Náuseas o vómitos persistentes

  • Falta de mejoría día a día

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.