Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Histerosalpingograma (HSG)

La HSG (histerosalpingografía) es una prueba radiográfica para examinar los órganos reproductores. Esto puede ayudar a diagnosticar por qué no logra quedar embarazada. La HSG se realiza en el centro de radiografías de un hospital o clínica. Durante el procedimiento, un radiólogo (un médico especializado en el uso de rayos X) toma imágenes mientras un tinte de contraste fluye desde el útero hasta las trompas uterinas. Este tinte facilita la visualización de los órganos en las radiografías y también puede ayudar a determinar la ubicación de los problemas. En algunos casos, su proveedor de atención médica estará presente durante la prueba. La HSG suele tardar menos de 30 minutos. Normalmente, usted podrá reanudar su rutina diaria en poco tiempo.

Mujer acostada boca arriba sobre una mesa y debajo de un aparato de radiografía. Dos proveedores de atención médica están realizando una prueba. En el monitor se ve una imagen del interior del útero. Motivos para el procedimiento

La HSG se usa para diagnosticar problemas en las trompas uterinas y en el útero, como por ejemplo:

  • Bloqueo o estrechamiento de las trompas uterinas

  • Formación de tejido cicatricial en las trompas y en el útero

  • Anormalidades en el tamaño y forma de las trompas y del útero

  • Masas en el útero

¿Cuáles son los riesgos?

Los problemas de la HSG  son poco frecuentes, pero pueden consistir en:

  • Infección

  • Sangrado

  • Reacción alérgica al tinte de contraste

  • Daños al útero o a las trompas uterinas (muy poco frecuente)

Preparación para el procedimiento

El procedimiento se programará para poco después del final de su período menstrual. Cuando programa la cita para las pruebas, informe a su proveedor de atención médica si tiene alergia al yodo o al marisco. Le pedirán que firme un formulario de consentimiento, y es aconsejable que haga los preparativos necesarios para que alguien la lleve a casa después del procedimiento. En algunos casos, le darán antibióticos para que los tome antes y después de la prueba. Uno o dos días antes del procedimiento, su proveedor de atención médica también podrá indicarle que:  

  • Evite las relaciones sexuales.

  • Deje de utilizar pomadas u otros medicamentos vaginales.

  • Evite las duchas vaginales.

  • Tome medicamentos contra el dolor (sin receta) unas horas antes de la prueba.

Durante la HSG

  • Le pedirán que se acueste en una mesa de radiografías con las rodillas dobladas, igual que para la prueba de Papanicolaou.

  • Se introduce un instrumento llamado espéculo en la vagina para mantenerla abierta.

  • Es posible que le administren anestesia local en el cuello del útero. A continuación le introducirán un catéter (un tubo delgado) en el cuello del útero. En algunos casos, el cuello del útero se dilata de antemano para ensanchar la abertura.

  • El radiólogo le colocará la máquina de radiografías sobre el abdomen y le inyectará el tinte de contraste a través del catéter.

  • Es posible que el tinte produzca algo de cólicos y dolor al estirar el útero y las trompas.

  • Mientras el tinte fluye a través del útero y de las trompas, se toman las radiografías y se visualizan en un monitor. Es posible que pueda observar el desplazamiento del tinte en un monitor y tal vez le pidan que cambie de posición.

  • Es normal que parte del tinte se derrame fuera de las trompas y sea absorbido por el cuerpo. El resto puede expulsarse más tarde como drenaje vaginal.

Después del procedimiento

  • Si se siente aturdida o mareada, puede quedarse descansando en la camilla de examen hasta que se sienta suficientemente bien para vestirse.

  • Es probable que tenga un drenaje vaginal espeso mientras el tinte sale del útero. Utilice toallas sanitarias, no tampones, hasta que haya terminado el drenaje.

  • Es posible que sienta cólicos durante algunas horas. Normalmente esto puede aliviarse con medicamentos sin receta contra el dolor.

  • Probablemente le dirán que no tenga relaciones sexuales ni duchas vaginales durante uno o dos días.

Visita de control

Una vez que el radiólogo haya examinado las radiografías, su proveedor de atención médica hablará con usted acerca de los resultados de su HSG. Esto puede ocurrir más tarde el mismo día o durante una visita de control. En algunos casos es posible que se necesiten pruebas adicionales para examinar en más detalle los órganos reproductores. Su proveedor de atención médica también podrá recomendarle medicamentos o cirugía para corregir su problema.

Llame a su equipo de atención médica si tiene:

  • Dolor fuerte o creciente en la pelvis.

  • Sangrado vaginal abundante (más de una toalla sanitaria cada 2 horas).

  • Vómito.

  • Fiebre que sobrepasa los 101°F.

  • Secreción vaginal maloliente o de aspecto inusual.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.