Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Uso de muletas: Sin soporte de peso

Una pierna sana puede soportar el peso de su cuerpo. Pero si usted tiene una pierna o pie lesionados, tendrá que abstenerse de cargar peso con esa extremidad. La marcha con balanceo hasta las puntas de las muletas es fácil de aprender y requiere menos fuerza en los brazos y equilibrio; la marcha con balanceo más allá de las puntas (o “balanceo largo”) requiere más práctica pero le permite llegar más lejos con cada paso y, a la larga, cansa menos. Comience con el método de “balanceo hasta las puntas” y, cuando se le indique, avance al método de “balanceo hasta más allá de las puntas”.

Posición de trípode (de pie con apoyo en tres puntos)

Use esta posición para iniciar o terminar un movimiento y cada vez que tenga que pasar cualquier cantidad de tiempo de pie. Coloque las muletas unas 12 pulgadas delante de usted. Mantenga el pie afectado despegado del piso y consiga el equilibrio. Asegúrese de no apoyar las axilas sobre las almohadillas.

Cómo caminar con muletas

Balanceo hasta las puntas:

  • Comience con una posición de trípode (de pie con apoyo en tres puntos).

  • Apriete las almohadillas contra los costados de su pecho.

  • Las puntas deben estar lo suficientemente separadas entre sí como para que usted pueda desplazarse fácilmente entre ellas.

  • Apoye su peso en las manos.

  • Oprima las empuñaduras, levante el pie no afectado y balancee el cuerpo hasta las muletas.

  • Apoye el pie no afectado en el piso, entre las muletas. 

  • Mantenga la rodilla de esa pierna ligeramente flexionada.

  • Extienda las muletas hacia adelante y comience el paso siguiente.

Balanceo hasta más allá de las puntas:

  • Comience con una posición de trípode (de pie con apoyo en tres puntos).

  • Apriete las almohadillas contra los costados de su pecho.

  • Las puntas deben estar lo suficientemente separadas entre sí como para que usted pueda desplazarse fácilmente entre ellas.

  • Apoye su peso en las manos.

  • Oprima las empuñaduras, levante el pie no afectado y balancee el cuerpo hasta más allá de las muletas.

  • Apoye su pie no afectado en el piso, a unas 12  pulgadas delante de las muletas. 

  • Mantenga la rodilla de esa pierna ligeramente flexionada.

  • Extienda las muletas hacia adelante y comience el paso siguiente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.