Enfermedad pulmonar crónica: cómo aumentar su nivel de actividad - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Enfermedad pulmonar crónica: cómo aumentar su nivel de actividad

El ejercicio es una parte importante del tratamiento. Tal vez se pregunte cómo puede hacer ejercicio sin sentir falta de aliento. La respuesta es: no es posible. Pero esto no es necesariamente malo. La falta de aliento es una indicación de que se está haciendo esfuerzo. Y este esfuerzo actual significa que podrá ir más lejos en el futuro. Los siguientes pasos le serán útiles para empezar.

Paso 1: Vaya al médico

Hable con su proveedor de atención médica antes de comenzar. Entre ambos, establecerán un plan de ejercicio exento de peligro que satisfaga sus necesidades. Pregunte acerca de los tipos de ejercicio que puede intentar. Pregunte también con qué frecuencia debe hacer ejercicio y cuánto tiempo debe durar cada sesión. Es posible que deban evaluar el estado de sus pulmones, corazón y presión arterial antes de autorizarlo a comenzar su programa de ejercicio. Además, es posible que su médico le diga que use un broncodilatador de acción rápida antes de iniciar cada sesión de ejercicio. También es posible que le recomienden el uso de oxígeno durante el ejercicio. Asegúrese de seguir todas las instrucciones de su proveedor de atención médica.Hombre y mujer al aire libre, caminando.

Paso 2: Escoja su actividad

Reflexione acerca de las actividades de las que habló con su médico. Escoja aquellas que más le gusten (las probabilidades de que siga haciendo ejercicio son mayores si es algo que disfruta). Estas son algunas de las actividades que puede elegir:

  • Ejercicios en una silla, como mover los brazos y las piernas mientras está sentado. Estas actividades pueden ser útiles si usted tiene demasiada falta de aliento para practicar otros tipos de ejercicio.

  • Levantar pesas ligeras o botellas de agua para fortalecer la parte superior del cuerpo.

  • Caminar. Esta es una buena manera de oxigenarse. Puede caminar en la calle o en el interior; por ejemplo cerca de su casa o en un centro comercial.

  • Natación, ejercicios aeróbicos acuáticos, el uso de una bicicleta estacionaria o una cinta rodante, u otras opciones.

Paso 3: ¡Muévase!

El ejercicio es más eficaz cuando se practica durante al menos 30 minutos diarios, la mayor parte de los días de la semana. Comience de forma gradual y vaya aumentando progresivamente hasta alcanzar dicho objetivo. Estos son algunos consejos para comenzar:

  • Convierta el ejercicio en una parte normal de su rutina. Es posible que disfrute más haciendo ejercicio con sus amigos.

  • Utilice un reloj para medir el tiempo que emplea cada día en hacer ejercicio y anote su progreso en un cuaderno.

  • Aumente gradualmente la duración del ejercicio. Por ejemplo, aumente 1 minuto cada semana.

  • Una vez que haya alcanzado su objetivo de tiempo, manténgalo y varíe las actividades.

  • En los días en que no se sienta bien, divida su tiempo de ejercicio en varios períodos más cortos. Por ejemplo, en vez de caminar durante 30 minutos, puede hacer tres caminatas de 10 minutos.

Paso 4: No olvide la seguridad

Siga estos consejos para hacer ejercicio sin peligro:

  • Practique la respiración con los labios fruncidos para controlar la falta de aliento.

  • Recuerde que todo el mundo siente falta de aliento al hacer ejercicio, incluso las personas sin enfermedad pulmonar crónica. Pero si no es capaz de hablar a causa de la falta de aliento, se está esforzando demasiado.

  • Controle el esfuerzo que hace. Haga una pausa para descansar cuando lo necesite.

  • Si siente falta de aliento muy fuerte o inusual durante el ejercicio, vaya más lentamente. Si el problema continúa, deténgase y descanse.

 

Síntomas de sobreesfuerzo

Deje de hacer ejercicio inmediatamente y comuníquese con su proveedor de atención médica si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Falta de aliento más intensa o inusual

  • Dolor o molestias en el pecho

  • Sensación de ardor, peso o presión en el pecho

  • Un dolor inusual en los brazos, los hombros, el cuello o la espalda

  • El corazón late muy rápidamente o con ritmo irregular

  • Se siente mucho más cansado que de costumbre

  • Mareo o náuseas

  • Dolor inusual en las articulaciones

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.