Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Pruebas para medir el funcionamiento de los pulmones

  • Los exámenes del funcionamiento de los pulmones (también llamados pruebas de la función respiratoria) ayudan a medir cómo están funcionando sus pulmones. Estas pruebas se realizan para diagnosticar afecciones pulmonares tales como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC (“COPD”, por sus siglas en inglés). Pueden realizarse antes y después de que usted tome ciertos medicamentos. También se pueden usar para averiguar si usted tiene más dificultades para respirar al hacer ejercicio. Con el tiempo, las pruebas de la función respiratoria pueden ayudarles a usted y a sus proveedores de atención médica a ver qué tan bien está funcionando su tratamiento.

Un hombre se aprieta la nariz con los dedos y respira dentro de un espirómetro que tiene en la boca. Una proveedora de atención médica está vigilando la prueba.

Antes de la prueba

Siga todas las instrucciones sobre cómo prepararse para la prueba. De lo contrario, es posible que su prueba se cancele:

  • Deje de fumar antes de la prueba, según le haya indicado su proveedor.

  • No haga actividad física enérgica antes de la prueba.

  • Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica para tomar o no sus medicamentos, incluidos los medicamentos para la respiración.

  • No coma una comida abundante justo antes de la prueba.

  • Vista ropas sueltas, cómodas.

 

Durante la prueba

El proveedor de atención médica o el técnico le darán instrucciones durante su prueba. Es posible que permanezca sentado en una silla y respire a través de una boquilla. También es posible que se siente en una caja de plástico transparente que parece una cabina telefónica. Tendrá que usar un broche para la nariz para asegurarse de respirar solamente a través de la boca:

  • Durante la espirometría, tendrá que retener el aire y soplar rápidamente. Este procedimiento se repite por lo menos 3 veces para medir su mejor esfuerzo.

  • Durante la prueba de difusión pulmonar, retendrá el aire 10 segundos. Este examen mide la capacidad de sus pulmones de hacer circular el aire para que llegue a su sangre.

  • Durante la prueba de medición de volumen pulmonar, usted inhalará distintas mezclas de aire. Se mide la cantidad de aire que usted inhala y exhala, así como también la cantidad que permanece en sus pulmones.

Asegúrese de mencionarle al técnico que le realiza la prueba si tiene dolor en el pecho, los brazos o la mandíbula, si siente mareo o fatiga, o si su dificultad para respirar empeora durante la prueba.

Después de su prueba

Después de la prueba, podrá retomar su dieta, actividad y medicamentos normales. Si le pidieron que suspendiera sus medicamentos antes de la prueba, consulte cuándo debería tomarlos. Por lo general, su proveedor le explicará los resultados de la prueba cuando usted vuelva al consultorio para su próxima visita.

Términos relacionados con las pruebas pulmonares

Las pruebas de función pulmonar miden cuánto aire exhala y con qué rapidez. Algunos de los factores que se miden en estas pruebas son los siguientes:

  • “FVC”, por sus siglas en inglés (Capacidad vital forzada). Es la cantidad total de aire que usted puede exhalar en una sola respiración prolongada.

  • “FEV1”, por sus siglas en inglés (Volumen espiratorio forzado en un segundo). Es la cantidad de aire que usted exhala en el primer segundo.

  • FEV1/FVC. Esta es la cantidad de aire expulsada en el primer segundo en relación con el total de aire expulsado. Se expresa en forma de ratio (fracción) o porcentaje. En general, cuanto más alto sea el ratio FEV1/FVC, mejor.

  • “PEF”, por sus siglas en inglés (Pico espiratorio máximo). Es la medida de la velocidad de su exhalación. Se puede medir con una espirometría o un medidor de flujo respiratorio máximo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.