El asma - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El asma

El asma es una enfermedad que inflama y estrecha las vías respiratorias en los pulmones. No se sabe con certeza cuál es la causa del asma, pero su equipo de atención médica le ayudará a poner su asma bajo control. Esta hoja le dará más información acerca de lo que ocurre en sus pulmones cuando tiene asma.

Pulmones sanos

Dentro de los pulmones hay una ramificación de vías respiratorias hechas de tejido elástico, envueltas en bandas de músculo, que se hacen cada vez más pequeñas a medida que se adentran en los pulmones. Las vías respiratorias más pequeñas terminan en grupos de pequeñas bolsas o sacos llamadas alvéolos. Estos grupos de alvéolos están rodeados de vasos sanguíneos. Cuando usted inhala, el aire entra en los pulmones y pasa a través de las vías respiratorias hasta que llega a los alvéolos. Durante la espiración (expulsión del aire), el aire pasa a través de las vías respiratorias y sale de los pulmones. Las vías respiratorias producen mucosidad para atrapar las partículas presentes en el aire que respira. Normalmente, esta mucosidad sale de los pulmones y puede tragarse o expulsarse por la boca.

La función de los pulmones

El aire que usted respira contiene oxígeno, un gas que el cuerpo necesita. Cuando este aire llega a los alvéolos, el oxígeno pasa a los vasos sanguíneos que los rodean. La sangre oxigenada sale de los pulmones y se desplaza a todas las partes del cuerpo. A medida que el cuerpo utiliza el oxígeno, se produce dióxido de carbono que es transportado por la sangre hacia los pulmones y que sale del cuerpo cuando usted expulsa el aire de la respiración. El proceso de introducción de oxígeno en el cuerpo y expulsión de dióxido de carbono se conoce como intercambio gaseoso.

Si tiene asma: Inflamación crónica

Cuando usted tiene asma, sus vías respiratorias son más sensibles que las de otras personas. Esto significa que reaccionan a ciertas sustancias llamadas desencadenantes y se inflaman. La inflamación hincha y estrecha las vías respiratorias, y se convierte en un problema crónico (de larga duración o recurrente). Es posible que las vías respiratorias no se estrechen lo suficiente como para que usted note problemas respiratorios, pero la inflamación da más sensibilidad a los pulmones y las vías respiratorias inflamadas reaccionan a los desencadenantes con mayor facilidad, lo que causa un ataque.

Síntomas de inflamación crónica: Es posible que no note síntomas, o que tenga síntomas leves como:

  • Tos

  • Opresión en el pecho

  • Falta de aire

  • Silbidos (sonidos parecidos a un silbido que se emiten sobre todo al expulsar el aire)

  • Falta de energía

Efectos de la inflamación crónica: Con el tiempo, la inflamación crónica leve puede provocar cicatrización permanente de las vías aéreas y pérdida de la función pulmonar, lo cual puede causar problemas respiratorios permanentes. Esta es una de las razones por las que el asma debe tratarse, aun cuando no existan síntomas.

Si tiene asma: Ataques de asma moderados

Cuando las vías respiratorias sensibles se irritan a consecuencia de un desencadenante, se produce una contracción de los músculos que las rodean (broncoespasmo). Esto oprime y estrecha las vías respiratorias, su revestimiento interno se inflama y aumenta la secreción de mucosidad espesa, que comienza a obstruirlas. Todo esto disminuye la función pulmonar; es decir, dificulta la expulsión del aire y obliga a hacer más esfuerzo para respirar e introducir en los pulmones el oxígeno necesario.

Síntomas de ataques de asma moderados: Es posible que tenga los siguientes síntomas:

  • Tos, especialmente por la noche

  • Cansancio o falta de aire con facilidad

  • Silbidos al respirar

  • Opresión en el pecho

  • Respiración acelerada durante el descanso

Cuando usted tiene asma: Ataques de asma severos

Un ataque de asma que pone en peligro la vida se produce a consecuencia de un espasmo muscular severo, una inflamación grave y grandes cantidades de mucosidad espesa y pegajosa. En conjunto, estos factores obstruyen las vías respiratorias y la función pulmonar se reduce de forma muy severa. El gas de desecho queda atrapado en los alvéolos y no se produce suficiente intercambio gaseoso, con lo cual el cuerpo no obtiene suficiente oxígeno. Sin oxígeno, los tejidos corporales, especialmente en el cerebro, empiezan a morir. Si esto continúa durante demasiado tiempo, puede dar lugar a daños en el cerebro o incluso la muerte.

Síntomas de ataques de asma severos: Llame al 911, o pida que alguien llame por usted, si tiene alguno de estos síntomas y no se alivian inmediatamente después de haber tomado el medicamento de alivio rápido que le recetaron:

  • Gran dificultad para respirar

  • Demasiada falta de aire como para emitir una frase entera o caminar a lo largo de una habitación

  • Coloración azulada en los labios o los dedos

  • Sensación de que está a punto de desmayarse

  • Flujo espiratorio inferior al 50 por ciento de su mejor nivel

 

Contorno de una cabeza y pecho humanos con la cabeza girada hacia un lado, donde puede verse el interior de la nariz, la garganta y la tráquea hasta los pulmones en el pecho. Primer plano de una vía respiratoria con los músculos tensos, el recubrimiento inflamado y mayor mucosidad.

  1. Músculo apretado

  2. Recubrimiento hinchado

  3. Exceso de mocosidad

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.