Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El cuidado de los senos después del parto

Image

 

Image

Unos días después del nacimiento del bebé, sus senos se llenarán de leche. Es probable que estén sensibles y los sienta pesados. Esto es normal. Para evitar molestias en los senos y controlar la irritación, siga los siguientes consejos:

Cómo manejar la hinchazón

  • Use compresas frías o una bolsa de hielo para ayudar a  reducir el dolor.

  • Amamante con frecuencia a su bebé para que la leche no tapone los conductos de los senos.

  • Si sus senos están tan hinchados que los pezones se aplanan, exprímase unas gotas.

  • La mejor manera de controlar los problemas de los senos es hacer que la leche siga fluyendo. Las infecciones de las mamas (mastitis) suceden con más frecuencia cuando la leche se acumula e inflama el tejido graso.

  • Aun si hay una infección, la leche sigue siendo buena para el bebé.

 Cómo prevenir el dolor en los pezones

  • Asegúrese que el bebé se prenda correctamente al seno. La lengua del bebé debe estar siempre por debajo del pezón.

  • Enjuáguese los senos con agua limpia después de cada amamantada. Déjelos secar al aire.

  • No use alcohol, jabón ni limpiadores con perfume en los senos. Éstos pueden resecar los pezones y lastimarlos.

  • No use toallas de lactancia forradas con plástico, ya que retienen la humedad y producen grietas.

  • Puede usar una loción o una crema de lanolina pura para aliviar los pezones resquebrajados. 

Cómo escoger un buen sostén

Ahora es especialmente importante que use un sostén del tamaño adecuado. Si el sostén está demasiado ajustado, puede causar coágulos en los conductos de los senos y dar lugar a irritaciones. De ser posible, pida ayuda a un empleado de la tienda para que le ayude a probar un nuevo sostén. Trate de encontrar un sostén que sea 100% algodón, sin alambres y con asas anchas para que no hagan marcas en la espalda y en los hombros. Si está amamantando, escoja un sostén de maternidad que le permita descubrir un seno a la vez.

Si no está amamantando:

  • Evite estimular los pezones

  • Use un sostén ajustado

  • Aplíquese compresas frías si tiene molestias

Llame a su médico o proveedor de atención médica si tiene algo de lo siguiente:

  • Fiebre o escalofríos

  • Cansancio extremo y dolores en el cuerpo, como si tuviera gripe

  • Ardor o dolor en un seno o en ambos

  • Marcas rojas en un seno

  • Masas duras en un seno o en ambos

  • Sensación de calor en un seno o en ambos

  • Senos tan hinchados que el bebé no puede prenderse al pezón

  • Los pezones empiezan a sangrar

  • Baja producción de leche, o la leche no fluye libremente 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.