El trabajo de parto prematuro - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El trabajo de parto prematuro

El trabajo de parto prematuro consiste en el desencadenamiento de los síntomas del parto (el “trabajo de parto”) antes de la semana 37 de embarazo. El trabajo de parto prematuro puede resultar en un nacimiento prematuro y en consecuencia provocar diversos problemas en la salud del bebé.

Síntomas del trabajo de parto prematuro

Si cree que está teniendo síntomas de trabajo de parto prematuro, obtenga ayuda médica inmediatamente. Recuerde que las contracciones por sí solas no significan necesariamente que esté teniendo un trabajo de parto prematuro. Lo más significativo son los cambios en el cuello uterino (el extremo inferior del útero). Entre los síntomas del trabajo de parto prematuro se encuentran los siguientes:

  • Cuatro o más contracciones por hora

  • Contracciones fuertes

  • Cólicos constantes del mismo tipo que los cólicos menstruales

  • Dolor en la parte inferior de la espalda

  • Secreción vaginal sanguinolenta o con mucosidad

  • Sangrado o manchas en el segundo o tercer trimestre de embarazo

Evaluación de los síntomas de parto prematuro

Su médico tratará de determinar si está teniendo realmente un trabajo de parto prematuro o si se trata simplemente de contracciones. Es posible que el médico la mantenga en observación durante algunas horas y que le hagan las siguientes pruebas:

  • Examen pélvico para determinar si el cuello uterino ha perdido espesor o se ha dilatado (abierto)

  • Observación de la actividad uterina para detectar si hay contracciones

  • Observación del feto para comprobar la salud del bebé

  • Ultrasonido para determinar el tamaño y la posición del bebé

  • Amniocentesis para determinar el grado de madurez de los pulmones del bebé

Cómo cuidar de sí misma en su casa

Si tiene contracciones prematuras pero el cuello uterino todavía está espeso y cerrado, es posible que el médico le pida que haga lo siguiente en su casa:

  • Beber abundante agua.

  • Reducir su nivel de actividad.

  • Descansar en la cama, sobre el costado.

  • Evitar el acto sexual y la estimulación de los pezones.

Cuándo debe llamar al médico

Llame al médico o a otro proveedor de atención médica si nota alguno de estos síntomas:

  • Cuatro o más contracciones por hora

  • Rompimiento de fuente

  • Sangrado o manchas de sangre en la ropa interior

Si necesita atención en el hospital

El trabajo de parto prematuro suele requerir atención en el hospital y reposo total en la cama. Es posible que le pongan una sonda intravenosa para administrarle líquidos y tal vez le den pastillas o una inyección para ayudarle a prevenir las contracciones. Por último, es posible que reciba medicamentos (corticoides) para favorecer un desarrollo más rápido de los pulmones del bebé.

¿Corre usted el riesgo de trabajo de parto prematuro?

El trabajo de parto prematuro puede afectar a cualquier mujer y puede comenzar sin ningún motivo aparente, pero los siguientes factores de riesgo aumentan las probabilidades de que se produzca:

  • Tiene antecedentes de trabajo de parto prematuro o nacimientos prematuros

  • Ha fumado o tomado drogas o alcohol durante el embarazo

  • Está embarazada con más de un bebé

  • Problemas con la forma del útero

  • Sangrado durante el embarazo

Los peligros del nacimiento prematuro

Un bebé que nace demasiado pronto puede tener problemas de salud debido a que no ha tenido tiempo suficiente para madurar. En ese caso, el bebé corre los siguientes riesgos:

  • No amamantarse bien

  • Pulmones inmaduros

  • Hemorragias cerebrales

  • Muerte

Llegar al término

Su objetivo es llegar lo más cerca posible del término antes de dar a luz a fin de aumentar las probabilidades de tener un bebé sano. Trabaje en colaboración con su proveedor de atención médica. Juntos, podrán tomar las medidas necesarias para evitar el nacimiento prematuro del bebé.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.