Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo usar la insulina inyectada

La insulina no se puede tomar oralmente (por la boca) porque los ácidos en el estómago la destruirían. La mayoría de las personas se administran la insulina mediante inyección. Otras usan una bomba de insulina. Su equipo de atención médica le enseñará cómo administrarse inyecciones de insulina. Utilice los pasos siguientes como recordatorio.

Dónde aplicarse las inyecciones

Lugares donde aplicarse las inyecciones.

  • La insulina suele inyectarse en la grasa del abdomen, donde se absorbe mejor.

  • Cambie el lugar de la inyección cada vez que se administre insulina. Esto ayuda a prevenir los problemas de piel.

  • Cambie el punto de la inyección de forma metódica de un sitio para otro. Utilice todos los lugares disponibles en cada zona antes de pasar a la siguiente. O bien utilice la misma zona para inyecciones que se administra a la misma hora cada día.

  • Deje una distancia de aproximadamente una pulgada (2.5 cm) entre los puntos de inyección.

  • Deje al menos dos pulgadas (5 cm) en la zona alrededor del ombligo.

  • No se aplique inyecciones en zonas donde la piel esté agrietada o con cicatrices, ni tampoco en vasos sanguíneos rotos.

  • No se inyecte en un músculo que va a ejercitar más tarde.

Cuándo inyectarse la insulina

  • Intente inyectarse la insulina de acción prolongada a la misma hora todos los días.

  • Coma entre cinco y quince minutos después de inyectarse la insulina en bolo, o insulina premezclada, que incluye la insulina en bolo. (Esto dependerá del tipo de insulina que tome).

Preparativos

  • Lávese las manos. Use agua tibia y jabón.

  • Prepare los materiales necesarios. Necesita una aguja y jeringa limpias, insulina, toallitas humedecidas en alcohol y una caja para el desecho de objetos cortantes.

  • Limpie el frasco de insulina. Limpie la tapa de goma con alcohol.

  • Prepare la insulina. Si está usando insulina turbia, haga rodar el frasco suavemente entre las manos.

Preparación de la jeringa

NOTA: Si va a mezclar la insulina, coloque primero la insulina transparente en la jeringa. Luego, coloque la insulina turbia.

  • Retire el émbolo. Retírelo hasta que se introduzca aire suficiente para que el extremo del émbolo esté a nivel con la cantidad de unidades de insulina que usted se administra.

  • Inserte la aguja en la parte superior del frasco. Sostenga la aguja y el frasco en posición vertical. Luego, empuje el émbolo completamente, para introducir aire en el frasco.

  • Coloque el frasco y la jeringa boca abajo. Sosténgalos con una mano. Gire la mano de forma que el frasco quede por encima.

  • Vuelva a retirar el émbolo hasta que el extremo del émbolo esté a nivel con la cantidad de unidades de insulina que usted se administra.

  • Quite la aguja. Luego, golpee suavemente la jeringa con la yema de un dedo para quitar cualquier pequeña burbuja de aire que pudiese haber.

Cómo inyectar la insulina

Paciente que se inyecta insulina en el abdomen.

Jeringa e insulina.

  • Pellizque suavemente la piel tomando aproximadamente 1 pulgada (2.5 cm) entre los dedos, sin apretar demasiado.

  • Inserte la aguja en el lugar en que le enseñaron a inyectarse.

  • Empuje el émbolo hasta que la jeringa quede vacía. Suelte la piel y saque la aguja. No frote el lugar de la inyección después de haber sacado la jeringa.

Cómo desechar la jeringa

  • Una vez que se haya aplicado la inyección, coloque la aguja y la jeringa directamente en un contenedor para objetos punzantes. Nunca las deje sueltas por allí y no vuelva a tapar la aguja.

  • Cuando el contenedor esté lleno, ciérrelo y colóquelo en una bolsa de basura. Etiquete la bolsa como “agujas” o “elementos punzantes”.

  • Llame a la compañía recolectora de residuos para preguntar qué debe hacer para desechar agujas. También puede consultar a Coalition for Safe Community Needle Disposal al 800-643-1643 o en www.safeneedledisposal.org.

Cómo guardar la insulina

  • La insulina debe mantenerse fría para que funcione adecuadamente. Guarde los frascos sin abrir en el refrigerador. Un frasco abierto puede guardarse a temperatura ambiente (por ejemplo, sobre la encimera de la cocina). Pero no deje que la insulina se caliente demasiado. Manténgala siempre por debajo de los 86ºF (30ºC). ¡Y nunca la deje congelarse!

  • Siempre use la insulina antes de la fecha de vencimiento y tire los frascos que ya hayan vencido, aunque todavía no los haya abierto.

  • Además de tener en cuenta la fecha de vencimiento, la insulina debe ser utilizada dentro de los 28 días siguientes a haber abierto el frasco. Como recordatorio, anote en el frasco la fecha en que lo abrió. Incluso si no lo ha usado todo, después de 28 días tire el frasco y abra uno nuevo.

  • Cuando viaje, lleve todos los suministros con usted. Colóquelos en una bolsa con aislante y mantenga la bolsa siempre con usted. No la deje nunca en el equipaje que despacha cuando viaje en avión o en autobús.

  • No deje la insulina ni las agujas en el automóvil. Pueden calentarse o enfriarse mucho, o perderse.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.