Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Diabetes: Tratamiento de infecciones graves en los pies

La diabetes no controlada y las complicaciones de la diabetes hacen que al cuerpo le resulte más difícil sanar. Incluso los problemas leves de los pies pueden transformarse en infecciones de gravedad. Sin tratamiento, las infecciones pueden terminar en una amputación. En algunos casos, pueden incluso poner en riesgo la vida. Se requiere un tratamiento oportuno administrado por su médico para proteger el pie y restablecer su salud.

Hombre acostado en una cama de hospital con vendaje en un pie. Un proveedor de atención médica le está hablando. Otra proveedora de atención médica le inspecciona el vendaje del pie.

Obtenga tratamiento

En algunos casos, las infecciones se pueden propagar por todo el pie y hacia la pierna. Para tratar una infección grave, puede que lo hospitalicen y le administren antibióticos de manera intravenosa (IV). También puede que lo remitan a proveedores de atención médica que se especializan en tratar infecciones. Si la infección representa un riesgo grave para su salud, podrían recomendarle una cirugía.

El objetivo de la cirugía

La cirugía tiene como objetivo eliminar la infección y proteger el pie o la pierna afectados. En algunas cirugías, se extirpa una pequeña cantidad de tejido muerto de la zona afectada. En algunos casos, puede que le extirpen los dedos de los pies o zonas más grandes de tejido. La cirugía puede llevarse a cabo en un hospital o en un centro de atención de lesiones. La duración de su hospitalización dependerá del tipo de operación que le hagan y de lo bien que esté sanando la herida. Durante su recuperación, probablemente necesitará limitar su actividad por algún tiempo. También puede que reciba visitas de una enfermera de atención médica domiciliaria. Es importante que usted vaya al médico para sus visitas de control.

Cuidado de la herida

  • El cuidado de su herida quirúrgica le ayudará a mantener el pie infectado libre de infección y acelerará su cicatrización.

  • Cámbiese el vendaje cada seis horas, o según le haya indicado su proveedor de atención médica.

  • Es posible que necesite antibióticos por vía intravenosa (IV) para ayudar a controlar la infección. También podrán darle otros medicamentos para ayudar a curar el pie más rápidamente.

  • Una enfermera de atención médica domiciliaria podría reducir su tiempo de hospitalización ayudándole con los vendajes o los antibióticos intravenosos en su casa.

  • En caso necesario, su médico puede remitirle a un centro de atención de heridas, que es un centro médico especializado en el tratamiento de úlceras e infecciones que no cicatrizan fácilmente. Estando allí, puede que colabore con diferentes tipos de médicos. También es posible que le den antibióticos u otros medicamentos para combatir la infección. Parte de su tratamiento incluye también aprender a cuidarse la herida en su casa.

  • Es posible que le indiquen mantener el pie elevado tanto como sea posible. Puede que también le indiquen evitar apoyar peso sobre el pie.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.