Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fisura Anal (Neonatos) [Anal Fissure, Neonate]

El conducto anal consiste en el recto y el ano, y es la última porción del tracto intestinal. Las heces se expulsan del cuerpo a través del ano. Un desgarro en el revestimiento interno del conducto anal se conoce como fisura anal. Las fisuras anales son muy comunes en los recién nacidos. Los estudios médicos sugieren que el 80% de los bebés han tenido una fisura anal cuando cumplen 1 año de edad.

El síntoma más obvio de una fisura anal en los recién nacidos es el sangrado rectal. Las fisuras también pueden causar dolor al defecar, con lo que el recién nacido puede mostrarse irritable al expulsar las heces. La mayoría de las fisuras se curan por sí solas y necesitan poco tratamiento aparte de la atención que se describe a continuación.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle una pomada de aplicación tópica para aliviar el dolor. Siga las instrucciones del médico al usar esta pomada. Los recién nacidos suelen defecar después de alimentarlos, por lo que puede ser útil aplicar la pomada antes de cada alimentación.

Atención General:

  1. Revise los pañales de su recién nacido para ver si hay alguna señal de sangrado. Las heces suelen ser blandas y varían en color, desde amarillo a color café. El color de la sangre puede variar desde un rojo vivo hasta negruzco.

  2. Cambie los pañales de su recién nacido lo antes posible cuando estén mojados o sucios para evitar la irritación de la piel.

  3. Observe a su recién nacido para ver si tiene señales de dolor mientras defeca o después. Los recién nacidos reaccionan al dolor con irritación o llanto que no puede aliviarse. Su cuerpo puede ponerse rígido, con la cara arrugada y una expresión de angustia o aflicción.

  4. Antes de tomar la temperatura rectal de su recién nacido, aplique un lubricante al termómetro.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

si el niño tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Sangrado rectal que empeora, o no mejora después de algunos días.

  • Señales de dolor al defecar

  • Falta de apetito o rechazo del alimento

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.