Infección Por Clamidia, Adquirida En El Parto (Bebés/Niños Pequeños) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Infección Por Clamidia, Adquirida En El Parto (Bebés/Niños Pequeños) [Chlamydia Infection, Acquired At Birth, Infant/Toddler]

Algunas mujeres tienen una enfermedad de transmisión sexual (ETS) llamada clamidiasis, pero no manifiestan síntomas y por lo tanto a veces no saben que tienen esta infección. Si una mujer embarazada tiene clamidiasis no diagnosticada, puede contagiar la infección a su bebé durante el parto. Esto se conoce como infección por clamidia adquirida durante el parto. En un recién nacido, los síntomas pueden manifestarse durante las primeras 3 semanas después de nacer. La infección también puede permanecer en estado latente por un período de hasta 3 años antes de provocar síntomas en el niño.

La clamidiasis suele causar una infección de los ojos llamada conjuntivitis. La capa exterior del ojo y el revestimiento interno de los párpados se irritan y se enrojecen. Los párpados se hinchan y los ojos segregan una sustancia acuosa. Algunas veces la supuración puede ser blancuzca, amarillenta o verdosa. Los niños pequeños también pueden contraer neumonía o una infección de oídos.

La clamidiasis en un bebé o un niño pequeño puede tratarse fácilmente con antibióticos orales. Los síntomas suelen desaparecer en un día o dos después de comenzar el tratamiento.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico le recetará un antibiótico para tratar la infección. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su hijo. Es importante que le dé TODO el medicamento recetado hasta que se termine, incluso si el niño parece sentirse mejor y ya no tiene síntomas. El médico también podría recetarle lágrimas artificiales para aliviar el malestar debido a la infección en el ojo.

Atención General:

  1. Limpie suavemente las costras o la supuración de los ojos. Use un palillo de algodón mojado o una toallita humedecida en agua tibia. Limpie el ojo moviendo el algodón o la toallita desde la parte del ojo cercana a la nariz hacia afuera. Al limpiar la vagina, use un movimiento desde la parte frontal hacia el recto.

  2. Intente impedir que el niño se frote las zonas infectadas, ya que esto puede causar más lesiones y fomentar la propagación de las bacterias.

  3. Si el niño tiene neumonía, eleve el colchón para facilitar su respiración mientras duerme. La respiración del niño podría beneficiarse del uso de un humidificador o vaporizador fresco.

  4. Si el niño tiene una infección en los ojos, use agua tibia o lágrimas artificiales para enjuagárselos cada pocas horas mientras esté despierto, según su tolerancia. Seque el ojo con una toallita limpia. Aplique compresas frías al ojo según sea necesario. Evite el uso de compresas calientes, ya que pueden facilitar la propagación de las bacterias.

  5. Lave las sábanas y la ropa del niño separada de la ropa del resto de la familia para prevenir la propagación de la infección.

  6. Lávese las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al niño.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Consulte con su médico para hacerse pruebas y recibir tratamiento para su infección por clamidia.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Enrojecimiento de los parpados, hinchazón, dolor o supuración que duran más de 2 días después de haber empezado el tratamiento.

  • Dificultad para respirar, sibilancias al respirar o tos que duran más de 2 días después de haber empezado el tratamiento.

  • Señales de empeoramiento de la infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, aumento del dolor o supuración maloliente de las zonas afectadas

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.