Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dislocación, Dedo (Bebé/Niño Pequeño) [Dislocation, Finger (Infant/Toddler)]

Su bebé se ha dislocado un dedo. Esto significa que los ligamentos (bandas de tejido fuertes) que mantienen unidos los huesos de una articulación del dedo se han roto, por lo que los huesos se han separado y se han salido de su lugar. Esta lesión provoca dolor, hinchazón y moretones. Cuando un dedo se disloca, también es posible que el hueso se “astille” o tenga una pequeña fractura.  

Primero, se examina la mano del niño. Luego, se vuelven a colocar los huesos en su lugar (se vuelven a alinear). Una vez que la articulación de su hijo vuelve a estar en su lugar, es posible que le peguen el dedo lesionado al dedo que está al lado, usando cinta adhesiva.  Esto se conoce como “buddy taping” en inglés. Ayuda a mantener los huesos dislocados en su lugar mientras el dedo sana. En algunos casos, se une el dedo a una tablilla (férula) para protegerlo.

La mayoría de los dedos dislocados sanan bien sin que los dedos pierdan su capacidad de movimiento. Pero, toma tiempo para que la articulación sane. Pueden pasar entre 12 y 18 meses hasta que todas las molestias y la hinchazón desaparezcan, y la mano recupere todas sus funciones.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Es posible que el médico le recete medicamentos para aliviar el dolor y la hinchazón. Siga las instrucciones del médico para darle estos medicamentos a su hijo. No le dé aspirina, a menos que el médico de su hijo así lo indique.

Cuidados Generales:

  • Siga cualquier indicación del médico sobre lo que su hijo puede o no hacer con la mano afectada.

  • Mantenga la mano afectada en alto para reducir el dolor y la hinchazón. Es muy importante que haga eso durante las primeras 48 horas después del momento de la lesión. Con la mayor frecuencia que le sea posible, haga que su hijo se siente o se recueste y coloque almohadas debajo de su brazo hasta que la mano quede elevada por encima del nivel del corazón. (Si su hijo tiene menos de un año, tenga cuidado de que las almohadas no se deslicen y queden cerca de la cara del niño mientras duerme).

  • Coloque una compresa fría (por ejemplo, una bolsa plástica con hielo o una bolsa de chícharos [arvejas] congelados) sobre la lesión para controlar la hinchazón. Envuelva la compresa fría en una toalla delgada. Aplíquela sobre la zona afectada durante 20 minutos cada 1 ó 2 horas el primer día. Siga haciendo esto de 3 a 4 veces al día los próximos 2 días y, después de eso, según sea necesario. Puede colocar la compresa fría directamente sobre la tablilla.

  • Asegúrese de que su hijo use la tablilla o de que mantenga el dedo afectado encintado al dedo de al lado todo el tiempo hasta que le digan que ya puede quitarse la tablilla o la cinta adhesiva.

  • Si la cinta adhesiva se humedece o se ensucia, quítela con suavidad. Vuelva a unir los dedos con cinta adhesiva para primeros auxilios (se vende en cualquier farmacia).

  • Cuide de la tablilla según le hayan indicado. No coloque ningún tipo de talco o loción dentro de la tablilla. Impida que su hijo introduzca objetos dentro de la tablilla. Para el momento del baño, cubra la mano y la tablilla con una bolsa plástica y péguela con cinta adhesiva en la parte superior.

  • No permita que su hijo haga ninguna actividad que pudiese volver a lesionarle el dedo.

Nota Especial Para Los Padres Los Proveedores De Atención Médica Han Sido Preparados Para Considerar Que Las Lesiones Como Ésta En Niños Pequeños Pueden Ser Signo De Posible Abuso. Es Posible Que Varios Proveedores De Atención Médica Hagan Preguntas Para Saber Cómo Se Lesionó Su Hijo. La Ley Les Exige Que Hagan Esas Preguntas. Esto Se Hace Para Proteger A Los Niños. Trate De Ser Paciente Y No Ofenderse Por Las Preguntas.

Haga el SEGUIMIENTO según le indiquen el médico o nuestro personal médico. Si le remiten a un especialista, programe una cita con ese médico de inmediato. El médico al que le hayan remitido podrá indicarle qué otros pasos debe tomar para ayudar a que el dedo de su hijo sane correctamente.

Obtenga Atención Médica De Inmediato Si Nota Alguno De Los Siguientes Síntomas:

  • Fiebre superior a 100.4 ºF (38 ºC)

  • Signos de infección, tales como calor, enrojecimiento o hinchazón; o si nota que la herida supura con olor desagradable.

  • Hinchazón o dolor que van en aumento (en el caso de un niño pequeño que aún no habla, si llora incesantemente y no es posible calmarlo, quizás esté indicando que siente dolor).

  • El dedo se siente frío o entumecido, se ve azulado, o si su hijo siente cosquilleo en esa zona.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.