Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Sinusitis, tratamiento con antibióticos (niño)

Los senos paranasales son espacios dentro del cráneo que están llenos de aire. Se encuentran detrás de la frente, en los huesos nasales y las mejillas, y alrededor de los ojos. Los senos paranasales permiten que la mucosidad drene y también que pase el aire. Los senos paranasales sanos están abiertos y libres de bacterias y otros organismos. Cuando un niño se resfría o tiene alergia, el recubrimiento de la nariz y los senos paranasales se inflama, y, así, las bacterias pueden quedar atrapadas en los senos paranasales. Esta afección se llama sinusitis bacteriana o infección de los senos paranasales.

La sinusitis suele comenzar con un resfriado. Su hijo tiene la nariz congestionada, o la nariz le gotea, y también puede que tenga fiebre. Los síntomas del resfriado suelen irse en cinco o diez días. Pero, cuando hay sinusitis, los síntomas continúan e, incluso, pueden empeorar. Puede que su hijo tenga una secreción espesa, amarillenta o verdosa de la nariz. Quizás tosa más durante el día y también es posible que tenga mal aliento que no desaparece.

Su proveedor de atención médica puede recetarle antibióticos para tratar la infección bacteriana. El proveedor también puede darle medicamentos para aliviar el dolor (analgésicos), gotas de solución salina para la nariz o un descongestivo. Los síntomas suelen mejorar dos o tres días después de que el niño comenzó con el tratamiento.

Cuidados en la casa

Siga estos consejos para cuidar de su hijo en su casa:

  • El proveedor de atención médica le ha recetado un antibiótico oral para su hijo para ayudar a detener la infección. Siga todas las instrucciones para darle este medicamento a su hijo. Asegúrese de que el niño tome el medicamento todos los días hasta terminarlo; no debería quedarle nada de medicamento al finalizar el tratamiento. También es posible que le indiquen usar gotas de solución salina o un descongestivo.

  •  Si su hijo tiene dolor, puede darle el medicamento analgésico (calmante) según le haya indicado el proveedor de su hijo. No le dé aspirina, a menos que el médico así lo indique. No le dé a su hijo ningún otro medicamento sin preguntarle primero al proveedor. 

  • Haga que su hijo descanse mucho. Intente que esté lo más cómodo posible. Algunos niños se distraen haciendo actividades tranquilas.

  • Aliente a su hijo a beber líquidos. Si su hijo tiene más de un año, puede preferir bebidas frías, postres helados o helados de jugo. También puede que le guste tomar sopa de pollo o bebidas con limón y miel, pero no le dé miel a un niño que tenga menos de un año de edad.

  • Utilice un humidificador de niebla fría en la habitación de su hijo para que le resulte más fácil respirar, especialmente, por la noche. Limpie y seque el humidificador para evitar que tenga moho y bacterias. No use un vaporizador de agua caliente porque puede causar quemaduras.

  • No fume cerca de su hijo. El humo del tabaco puede empeorar los síntomas de su hijo.

Visita de control

Programe una visita de control con el proveedor de atención médica de su hijo o según se le haya indicado.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene tres meses de edad o menos y tiene una temperatura de 100.4ºF (38ºC) o más. Es posible que a su hijo deba verlo un proveedor de atención médica.

  • Su hijo, de cualquier edad, tiene temperaturas superiores a 104ºF (40ºC) una y otra vez.

También llame inmediatamente al proveedor de atención médica de su hijo si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Inflamación o enrojecimiento alrededor de los ojos que dura todo el día, no solo por la mañana.

  • Vómito que persiste.

  • Sensibilidad a la luz.

  • Irritabilidad que empeora.

  • Mucosidad amarillenta o verdosa de la nariz.  

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.