ack Spasm, No Trauma (Child) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Espasmos Musculares En La Espalda, Sin Trauma (Niños) [Back Spasm, No Trauma, Child]

Un espasmo muscular consiste en la contracción involuntaria de un músculo. Los músculos, al contraerse, se ponen muy apretados y endurecidos. Los espasmos musculares son muy dolorosos y pueden ocurrir en la parte superior o inferior de la espalda, a ambos lados de la columna vertebral. Este trastorno se conoce como espasmos musculares de la espalda.

Los espasmos de espalda en los niños pueden producirse a causa del exceso de ejercicio o de la fatiga muscular. Un colchón demasiado blando o una mochila demasiado pesada pueden contribuir a estos problemas. En algunos casos, los espasmos pueden producirse a causa de deshidratación, un bajo nivel de minerales en el cuerpo, o medicamentos. El diagnóstico suele establecerse tras un examen. Si los síntomas persisten, pueden hacerse pruebas para ayudar a determinar la causa de un espasmo en la espalda.

Los espasmos musculares desaparecen tras un estiramiento lento o un masaje de los músculos. Es posible que le receten medicamentos contra el dolor y antiinflamatorios. El tratamiento dependerá de la causa del espasmo. El malestar causado por problemas leves suele desaparecer a las pocas semanas.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle medicamentos para tratar el dolor y la inflamación. Siga las instrucciones del médico al usar estos medicamentos. Los medicamentos suelen darse hasta que el niño deja de tener dolor durante un día.

Atención General:

  1. Los dos primeros días, aplique una bolsa de hielo a los músculos afectados. Use la bolsa de hielo solamente durante 10 a 15 minutos cada vez, 4 veces al día. Puede usar una bolsa de verduras congeladas o hielo picado en una bolsa de plástico. Para evitar lesionar la piel, envuelva primero la bolsa de hielo en una toalla.

  2. Aplique calor a la zona el tercer día. Use una bolsa de agua tibia o una almohadilla calefactora (al nivel de calor bajo) durante un máximo de 20 minutos a la vez, o según lo tolere el niño. El niño también podría beneficiarse de un baño o ducha de agua caliente.

  3. Ayude a aliviar el dolor masajeando los músculos afectados o frotando la zona.

  4. Permita que el niño continúe sus actividades normales; el descanso en la cama no es necesario. El niño debe evitar levantar peso y saltar hasta que los músculos hayan sanado completamente.

  5. Ayude al niño a hacer los ejercicios que le haya recomendado el médico. Estos ejercicios pueden ayudar a prevenir la reaparición del dolor de espalda. Cuando el niño ya no tenga dolor, deberá hacer al menos 30 minutos de actividad física (caminar, correr, montar en bicicleta, etc.) todos los días.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Hable con el médico de su niño acerca de las recomendaciones para usar la mochila de forma segura.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Calambres muy intensos; calambres que duran mucho tiempo, no desaparecen con los estiramientos, o siguen reapareciendo

  • Dolor, hormigueo o debilidad en las piernas; dificultad para caminar

  • Dolor que despierta al niño por la noche

  • Problemas de intestino o de vejiga

  • Pérdida de peso

 

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.