Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Artralgia (Niños) [Arthralgia, Child]

El dolor de las articulaciones inflamadas se conoce como artralgia. Una o más articulaciones pueden verse afectadas al mismo tiempo. El dolor puede ser causado por un problema en la articulación, o puede tratarse de dolor referido causado por un problema en otra zona. Las rodillas, las caderas y los tobillos se ven afectados con más frecuencia que las articulaciones del brazo. Este tipo de dolor de articulaciones es diferente al de la artritis.

El dolor de articulaciones en los niños puede ser debido a muchas causas, entre ellas el dolor relacionado con el crecimiento, el uso excesivo de la articulación, una lesión al practicar deportes o una infección bacteriana. La varicela, la parotiditis (paperas), la gripe e incluso ciertos trastornos autoinmunes también pueden causar dolor en las articulaciones.

Es necesario llevar a cabo un examen médico completo para determinar la causa de la artralgia. Es posible que le hagan varias pruebas, entre ellas pruebas de laboratorio y pruebas de imágenes. Algunas veces se toma una muestra de líquido de la articulación afectada para analizarlo. Los niños menores de 8 años podrían requerir sedación o anestesia general por vía intravenosa para este procedimiento. Los niños mayores de 8 años pueden recibir anestesia local. Si la causa del dolor sigue siendo incierta, es posible que el niño sea remitido a un especialista para que lo evalúe.

La artralgia puede desaparecer por sí sola. Podrían darle medicamentos para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle medicamentos para el dolor y la hinchazón. Siga las instrucciones del médico al darle estos medicamentos a su hijo.

Atención General:

  1. El niño debe dar reposo a la articulación afectada según lo necesite. Para estar más cómodo, puede apoyar la articulación sobre una almohada.

  2. Deje que el niño reanude sus actividades normales cuando sea capaz.

  3. Asegúrese de que el niño reciba una alimentación sana y beba abundante líquido.

  4. Anote la hora del día en que el niño se queja de dolor en la articulación. El dolor puede ser más frecuente por la mañana, por la tarde o por la noche. Esta información ayudará al médico a establecer un diagnóstico correcto.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Persistencia o aumento del dolor, la hinchazón, el enrojecimiento o el calor en la articulación

  • Aumento del número de articulaciones afectadas

  • Reducción o falta de interés en las actividades

  • Pérdida de peso o cambios en la piel, como por ejemplo una textura áspera parecida a la del cuero

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.