Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Esguince De Tobillo, Sin Radiografía (Bebés/Niños Pequeños) [Ankle Sprain, No X-Ray, Infant/Toddler]

Los ligamentos son bandas de tejido resistentes que conectan los huesos entre sí. Un esguince de tobillo consiste en una lesión por estiramiento o desgarro del ligamento del tobillo. Los esguinces pueden ser leves, moderados o graves.

Los esguinces de tobillo pueden causar dolor leve o repentino. El dolor ocurre al mover el tobillo y es más fuerte al apoyar peso sobre él. El tobillo puede verse hinchado y descolorido.

En los niños, estos esguinces suelen sanar rápidamente y crean pocos problemas. Podrían ponerle una venda o un cabestrillo en la pierna y el pie para inmovilizar el tobillo y permitir que sane. Las compresas frías y la elevación de la pierna ayudan a reducir la hinchazón. Es posible que le den medicamentos antiinflamatorios. Si el niño ya sabe andar, podría tardar varios días en ser capaz de colocar el peso sobre el pie afectado.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle un medicamento para el dolor y la inflamación. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su hijo.

Atención General:

  1. El niño debe descansar según sea necesario.

  2. Asegúrese de usar un vendaje o una férula según le recomiende el médico.

  3. Aplique frío sobre el tobillo afectado (hielo o una bolsa de verduras congeladas envueltos en una toalla limpia) durante un máximo de 20 minutos a la vez. Siga aplicando hielo durante 2 a 3 días hasta que desaparezca el dolor.

  4. Para ayudar a reducir la hinchazón, eleve el tobillo afectado por encima del nivel del corazón. Acueste el niño con una almohada debajo del pie tan a menudo como pueda, sobre todo mientras le aplica hielo.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Es posible que remitan al niño a un ortopedista para que le haga evaluaciones adicionales. En ese caso, visite al ortopedista sin demora.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • La lesión no parece estar sanando

  • Dolor e hinchazón persistentes

  • Aumento de la dificultad para mover la zona lesionada

  • Decoloración de la piel, ampollas o irritación

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.