Aneurisma Aórtico Abdominal (Estable) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Aneurisma Aórticoabdominal (Estable)

La aorta es la arteria principal del cuerpo. Su función es transportar sangre oxigenada desde el corazón hacia la parte baja del abdomen, donde se divide en vasos sanguíneos más pequeños. Ciertos trastornos como la hipertensión (presión arterial alta), la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) y la obesidad, así como ciertos hábitos como fumar o tomar drogas estimulantes (cocaína o anfetaminas) pueden debilitar las paredes de la aorta y formar un aneurisma. Un aneurisma es una pequeña expansión o dilatación en la pared de la aorta, que puede ir en aumento de forma gradual. La zona dilatada, al estirarse, se hace más delgada que el resto de la pared aórtica, y en consecuencia puede llegar a reventarse. La ruptura de la aorta produce sangrado interno muy abundante y es mortal.

La mayoría de los aneurismas aórticos no producen síntomas hasta que empiezan a expandirse rápidamente o se revientan. En consecuencia, la mayoría de los aneurismas se descubren en exámenes o pruebas que se realizan por otros motivos (como radiografías, ecografías o tomografías computarizadas).

Un aneurisma en expansión produce síntomas de dolor en el abdomen, la espalda, el costado o las ingles, y este dolor puede ser intermitente al principio o hacerse permanente. La ruptura de un aneurisma produce un dolor repentino en el abdomen, la espalda o las ingles, seguido de una sensación de debilidad, mareo y pérdida del conocimiento a medida que baja la presión arterial y el paciente entra en estado de shock. Esta condición es letal (causa la muerte) a menos que se haga una intervención quirúrgica de inmediato.

Los aneurismas pequeños rara vez se rompen y pueden tratarse con medicamentos para reducir la presión arterial y el esfuerzo de la pared aórtica. Las ecografías y tomografías computarizadas realizadas con regularidad pueden determinar si el aneurisma se está expandiendo. Los aneurismas grandes requieren cirugía. El tratamiento quirúrgico consiste en eliminar la sección de la aorta donde está el aneurisma y reemplazarla por un injerto aórtico (un vaso sanguíneo artificial). Una nueva alternativa a la cirugía, que puede usarse en ciertos casos, consiste en la colocación de un stent (un tubo de malla de alambre) dentro de la aorta para dar soporte a la pared de la arteria y así reducir la presión sobre el aneurisma.

En algunas ocasiones, muy poco frecuentes, puede formarse un coágulo dentro del aneurisma aórtico, sin síntomas. Un pedazo del coágulo puede desprenderse y desplazarse a un vaso sanguíneo más pequeño en los intestinos o en las piernas, causando dolor y pérdida de flujo sanguíneo en la zona afectada.

Si se ha identificado un pequeño aneurisma que no requiere cirugía, usted deberá de todas formas prestar atención a los factores de estilo de vida que puedan mejorar su salud cardiovascular, entre ellos una dieta saludable, la pérdida de peso, dejar de fumar y reducir su nivel de colesterol.

Cuidados En La Casa

  1. Su aneurisma es pequeño y no requiere cirugía; su proveedor de atención médica le hará revisiones periódicas de control como paciente externo, con pruebas de ecografía para medir el tamaño del aneurisma cada 6 meses.

  2. Usted puede reanudar su nivel normal de actividad.

  3. Para mejorar su salud cardiovascular, siga estos pasos:

  • Si tiene sobrepeso, comience un programa de pérdida de peso.

  • Si tiene alta presión arterial, reduzca su consumo de sal.

-- Evite los alimentos con alto contenido de sal (aceitunas, pepinillos, carne ahumada, papas fritas saladas, etc.).

-- No añada sal a su comida en la mesa.

-- Use solo pequeñas cantidades de sal cuando cocina.

  • Comience un programa de ejercicio. Hable con su médico acerca del programa de ejercicio más adecuado para usted. No tiene por qué ser algo difícil. Incluso una caminata a paso rápido durante 20 minutos tres veces al día es una buena forma de ejercicio.

  • Evite los medicamentos que contengan estimulantes cardíacos, como pastillas o sprays para el catarro o la congestión nasal, o pastillas para adelgazar. Revise si la etiqueta contiene advertencias para personas con hipertensión. Los estimulantes como las anfetaminas o la cocaína pueden ser letales (causar la muerte) en una persona con alta presión arterial (hipertensión). Nunca tome este tipo de estimulantes.

  • Limite su consumo de cafeína o utilice productos sin cafeína.

  • Deje de fumar. Esto puede resultarle difícil si usted es fumador desde hace mucho tiempo. Inscríbase en un programa para dejar de fumar a fin de aumentar sus probabilidades de éxito.

  • Aprender a controlar el estrés es una parte importante de cualquier programa para reducir la presión arterial. Infórmese acerca de los métodos de relajación, como la meditación, el yoga o la biorretroalimentación (biofeedback).

  • Si le recetaron medicamentos para la hipertensión, tómelos siguiendo exactamente las indicaciones que le hayan dado. Omitir dosis puede provocar el descontrol de la presión arterial.

  • Considere la posibilidad de comprar un medidor de presión arterial (a la venta en la mayoría de las farmacias). Utilice el medidor para vigilar su presión arterial en casa e informe de los resultados a su médico.

Visitas De Control:

Las visitas periódicas a su médico para la revisión de la presión arterial y las pruebas de ultrasonido de la aorta son una parte importante de su atención médica. Programe una visita de control con su médico o según le indique nuestro personal.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

-- Dolor repentino e intenso en el abdomen, la espalda, el costado o las ingles

-- Sangre en las heces (excrementos)

-- Dolor en el pecho o falta de aire (dificultad para respirar)

-- Debilidad, mareo o desmayos generalizados

-- Debilidad, entumecimiento, dolor o frío en una pierna

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.