Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Ampolla [Niños] (Blister, Child)

La piel y los tejidos subyacentes son muy sensibles. El exceso de presión o el frotamiento de la piel puede separar la capa superior de la capa inferior de la misma. Entre ambas capas se forma una bolsa de líquido claro de forma redondeada, llamada ampolla. Las ampollas pueden producir dolor cuando se aprietan o cuando se rompen y dejan expuesta la piel abierta.

El uso de zapatos incómodos o de un tamaño inadecuado puede producir ampollas. Las ampollas también pueden producirse a causa de algún virus, picaduras de insectos o reacciones a medicamentos.

Las ampollas necesitan poco tratamiento. Normalmente se secan y desaparecen a los pocos días o semanas después de que se ha eliminado su causa. Algunas veces las ampollas se limpian. Las ampollas abiertas o rotas pueden vendarse para prevenir la infección. Las picaduras de insectos y las reacciones a los medicamentos pueden provocar problemas más serios y deben ser evaluadas por un médico.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle una pomada o crema antibiótica para aplicarla a la ampolla abierta. Siga las instrucciones del médico al usar cualquier medicamento.

Atención General:

  1. Si se aplicó un vendaje a la ampolla, siga las instrucciones de su médico acerca de cómo y cuándo debe cambiarse el vendaje para dar atención a la ampolla. La piel de los niños es muy sensible y puede dañarse fácilmente con los vendajes adhesivos. Quite suavemente cualquier tipo de adhesivo con un algodón impregnado de aceite mineral o vaselina.

  2. Si la ampolla se rompe, la zona soltará un líquido claro durante uno o dos días. Lave la zona afectada con jabón y agua tibia todos los días o según le indique el pediatra.

  3. Vigile la ampolla para ver si muestra señales de infección (lea la información que se presenta más abajo).

  4. Si el niño tiene ampollas con frecuencia, hable con el médico para tratar de determinar lo que podría causarlas.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38.0°C] (temperatura oral)

  • Señales de infección, como enrojecimiento, hinchazón o supuración maloliente de la ampolla

  • Dolor persistente o cada vez más fuerte

  • Una ampolla que sigue aumentando de tamaño o no se seca

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.