Sangrado Nasal [Bebés] - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Sangrado Nasal [Bebés] (Nosebleed, Infant/Toddler)

La nariz contiene muchos vasos sanguíneos diminutos. Estos pueden sangrar si se irritan al tocarlas o frotarse, o al sonarse la nariz. El término usado en medicina para describir el sangrado de nariz es hemorragia nasal o epistaxis.

El sangrado nasal es relativamente común en los niños pequeños y suele ocurrir solamente en una fosa nasal, no en ambas a la vez. Una hemorragia nasal que ocurre en la parte anterior de la nariz es fácil de detener, pero es más difícil de controlar si la hemorragia procede de una zona más profunda en la nariz (en este caso la sangre suele salir por ambas fosas nasales).

Los sangrados nasales en los bebés y niños pequeños suelen ser provocados por la costumbre del niño de meterse los dedos en la nariz o introducir en ella objetos extraños. El aire demasiado seco o una infección de las vías respiratorias superiores también pueden causar sangrado. Los bebés pueden tener hemorragias nasales mientras duermen.

Los sangrados de nariz pueden ser ensuciadores pero raramente son graves. La mayoría de las hemorragias nasales se detienen por sí solas.

Cuidados En La Casa:

Para Controlar El Sangrado:

  1. Consuele y calme al niño y asegúrese de que respira normalmente.

  2. Si el niño es un bebé pequeño, sosténgalo en posición vertical contra su pecho, con la cabeza inclinada hacia adelante. Si es un poco mayor, manténgalo sentado con la cabeza inclinada hacia adelante para evitar que la sangre se acumule en la garganta. Mantenga una toallita de felpa bajo la nariz para absorber la sangre.

  3. Aplique una presión continua con el pulgar y el índice sobre la parte blanda de la nariz. Siga aplicando presión durante 5 a 10 minutos o hasta que el sangrado se detenga. El niño podrá respirar por la boca.

  4. Si el sangrado no cesa, siga ejerciendo presión sobre la nariz y lleve al niño a la sala de emergencias.

  5. Una vez que se detenga el sangrado y se forme un coágulo, trate de evitar que el niño se frote o suene la nariz durante varios días para permitir la cicatrización del vaso sanguíneo.

  6. Lávese bien las manos con agua caliente y jabón después de atender el sangrado nasal del niño.

Para Ayudar A Prevenir El Sangrado Nasal:

  1. Es posible que el médico le recete un spray nasal de solución salina o una pomada como vaselina, especialmente en los meses de invierno. Siga las instrucciones del médico al usar estos productos con su recién nacido.

  2. El médico podría sugerirle que use un vaporizador para añadir humedad al aire.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

En el caso de hemorragias nasales graves o recurrentes, es posible que lo remitan a un especialista en oídos, nariz y garganta (otorrino) para que le haga una evaluación.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38°C]

  • Sangrado que dura más de 10 minutos

  • Sangrados de nariz frecuentes

  • Sangra por los dos orificios nasales

  • Dificultad para respirar o llanto anormal

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.