Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dermatitis No Específica [Bebés] (Dermatitis, Nonspecific, Infant)

Los niños pequeños tienen la piel muy sensible. Algunas veces, la capa exterior de la piel se irrita y se inflama. Este trastorno se conoce como dermatitis atópica. En los bebés y niños pequeños se conoce también como eccema infantil.

La piel afectada estará roja, hinchada, reseca y escamosa. También es posible que la piel tenga zonas abiertas que supuran y forman costras. La irritación producirá comezón, especialmente por la noche. El eccema infantil suele ocurrir en las mejillas, el cuero cabelludo y la parte exterior de los brazos y las piernas. El eccema infantil suele ocurrir en zonas en las que hay pliegues, como la parte posterior del cuello, las muñecas, los tobillos y los pies. Esta erupción o irritación de la piel no es contagiosa.

La dermatitis suele ocurrir en los niños que tienen antecedentes familiares de eccema, asma o alergias. El eccema infantil comienza a los 2 a 6 meses de edad y suele terminar de forma espontánea alrededor de los 3 años de edad. Los síntomas suelen empeorar durante los meses de otoño e invierno. El eccema infantil puede continuar desde la primera infancia, o puede ocurrir por primera vez a los 2 o 3 años de edad, o incluso a los 5 años. Normalmente afecta a ambos lados del cuerpo. El tratamiento se basa en la hidratación de la piel, el alivio de la comezón y la prevención de las recaídas.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Su médico podría recetarle medicamentos para reducir la hinchazón y aliviar la comezón. Es posible que el médico también sugiera un aceite emulsionado o una loción especial para ayudar a humectar la piel. Siga las instrucciones del médico al usar cualquier tipo de medicamentos o productos. Recuerde que los emolientes son más eficaces cuando se aplican inmediatamente después del baño.

Atención General:

  1. Siga las instrucciones del médico sobre el cuidado de la erupción cutánea del niño.

  2. Exponga al aire la piel ligeramente irritada para que se seque completamente. No use un secador de pelo, ya que el calor podría quemar la piel del niño.

  3. Vigile la piel del niño todos los días para ver si muestra señales persistentes de irritación o infección (vea la información más abajo).

  4. Intente impedir que el niño se rasque la zona irritada, ya que esto afectará negativamente su curación. Para reducir la comezón, aplique compresas húmedas a la zona afectada. Luego, asegúrese de que la piel quede bien seca.

  5. Hable con el médico para tratar de determinar lo que puede haber causado la erupción cutánea del niño y cómo evitar el problema.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Lávese bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al niño.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38°C] (temperatura oral)

  • Sangrado

  • Señales de infección, como enrojecimiento, hinchazón, dolor o supuración maloliente de la piel afectada

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.