Absceso, Incisión Y Drenaje [Bebés] - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Absceso, Incisión Y Dranaje [Bebés] (Abscess, Incision And Drainage, Infant)

La piel tiene bacterias que normalmente no resultan dañinas. En algunos casos las bacterias entran en la piel a través de la raíz de un cabello o a través de una abertura o pequeña cortada en la piel. Si las bacterias se quedan atrapadas bajo la piel, es posible que se forme una zona de pus llamada absceso. Un absceso cerca de la raíz de un cabello se llama forúnculo. Al principio, el absceso es de color rojo, está elevado, es firme y sensible al tacto. También es posible que la zona esté caliente.

Un absceso puede ser consecuencia de un cabello que ha crecido hacia adentro, una herida de punción o una picadura de insecto. También puede ser consecuencia de una glándula sebácea bloqueada, un grano o un quiste. Los abscesos suelen ocurrir en la piel que tiene mucho vello o está expuesta a la fricción y a la transpiración.

El tratamiento puede requerir que se corte y se drene el absceso. Este procedimiento se conoce como incisión y drenaje (llamado también punción). Pueden recetarse antibióticos para eliminar completamente la infección. En general, los abscesos se drenan (supuran) durante varios días antes de secarse. La mayoría de los abscesos tardan varias semanas en curar.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Su médico podría recetarle un antibiótico oral o tópico y posiblemente un medicamento contra el dolor. Siga las instrucciones del médico al usar estos medicamentos.

Atención General:

  1. Mantenga la zona cubierta con una gasa no adhesiva, según le hayan indicado. Reduzca al mínimo el uso de la cinta adhesiva. La piel de los niños es muy sensible y puede irritarse fácilmente con los adhesivos. Quite suavemente cualquier tipo de adhesivo con un algodón impregnado de aceite mineral o vaselina. Deseche cuidadosamente todos los vendajes o algodones sucios.

  2. Cambie el vendaje cuando note que hay supuración. Lave la zona con jabón y agua tibia o según le indique el médico.

  3. Cambie la ropa del niño todos los días, y cambie las sábanas y las mantas cuando estén manchadas con la supuración de las heridas. Lave toda la ropa, la ropa de cama y los pañales sucios en agua caliente. Si el absceso del niño está en las nalgas, deseche con cuidado los pañuelos y pañales desechables. El niño no debe compartir ningún tipo de ropa o ropa de cama con otros miembros de la familia.

  4. No deje que el bebé se bañe sentándose en la bañera, ya que esto podría propagar la infección. En vez de hacer eso, lave suavemente la zona afectada con jabón y agua tibia.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Lávese bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de cuidar el absceso para evitar propagar la infección. Diga a los niños mayores que no toquen el absceso y que se laven las manos a menudo. Si otros miembros de su familia desarrollan síntomas similares, póngase en contacto con su proveedor de atención médica.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38°C]

  • Señales de que está empeorando la infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, supuración maloliente o rayas rojas en la piel alrededor de un absceso

  • El absceso aumenta de tamaño

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.