Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Reacción Alérgica, Insectos (General) (Niños) [Allergic Reaction, Insect, General, Child]

Algunos niños tienen un sistema inmunológico muy sensible a las picaduras de insectos. El veneno de un insecto hace que el cuerpo produzca ciertas sustancias químicas. Una de estas sustancias, la histamina, produce hinchazón y comezón. Las reacciones sistémicas (de todo el cuerpo) suelen ser causadas sobre todo por las picaduras de insectos como avispas y avispones, más bien que las picaduras de arañas, mosquitos o garrapatas. Este trastorno se conoce como reacción alérgica general inducida por picadura de insecto.

La gravedad de esta reacción alérgica varía desde síntomas leves hasta síntomas que pueden poner en peligro la vida. Los síntomas iniciales son nerviosismo o una sensación de incomodidad. Ciertas zonas del cuerpo pueden hincharse y provocar dolor en las articulaciones. La piel puede mostrar una erupción de manchas rojas o moradas. Otros síntomas generales consisten en fiebre, náuseas, vómito, confusión y dificultad para respirar. El veneno de ciertos insectos puede causar parálisis, convulsiones y estado de shock. Ciertas reacciones alérgicas graves pueden ocurrir en el transcurso de 5 a 10 minutos. También puede haber reacciones menos graves en el transcurso de algunos minutos a varias horas.

Cualquier insecto puede causar una reacción alérgica. Sin embargo, la mayoría de las picaduras de origen desconocido que sufren los niños son producidas por arañas durante la noche. Los síntomas suelen responder rápidamente al tratamiento con antihistamínicos, esteroides y medicamentos contra el dolor. En algunos casos de reacción fuerte puede ser necesario hospitalizar al niño y hacerle análisis de sangre.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: El médico podría recetarle medicamentos para reducir la hinchazón y aliviar la comezón y el dolor. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su hijo. Si su hijo tiene una reacción grave, el médico podría recetarle un kit de epinefrina (EpiPen). La epinefrina detendrá el progreso de la reacción alérgica. Es importante que entienda cómo y cuándo debe usar este medicamento.

Atención General:

  1. Intente identificar el tipo de insecto que ha causado el problema y enseñar al niño cómo evitarlo, ya que las reacciones futuras pueden ser peores.

  2. Para las picaduras en el futuro, quite el aguijón raspando la piel con el borde de una tarjeta de crédito. Si se trata de una garrapata, extraiga la cabeza con pinzas. Ponga el insecto (muerto o vivo) en un frasco o una bolsa de plástico. Si su hijo necesita que lo vea un médico, lleve el insecto a la cita con el médico.

  3. Lave el área afectada con jabón y agua tibia 2 a 3 veces al día. Luego aplique bicarbonato de sodio para neutralizar el veneno y aliviar el dolor. A continuación, aplique hielo (envuelto en un paño) durante 5 a 10 minutos. El médico podría recetarle una crema corticosteroide o una loción de calamina.

  4. Intente impedir que el niño se rasque las zonas afectadas.

  5. Vigile las zonas afectadas para ver si muestran señales de infección (lea la información que se presenta más abajo).

  6. El niño debe llevar un brazalete o collar de alerta médica que identifique el tipo de alergia que tiene.

  7. Tome nota de los síntomas por escrito, cuándo ocurren, y los insectos que crean problemas. Esto ayudará al médico a determinar la atención que debe dar al niño en el futuro.

  8. Informe a todos sus proveedores de atención médica, así como a los maestros y administradores de la escuela del niño, acerca de sus reacciones alérgicas y cómo usar los medicamentos recetados.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Nota Especial Para Los Padres:

Es posible que remitan al niño a un especialista en alergias. Pregunte a su médico qué tipo de repelente de insectos puede usar sin peligro en la piel o la ropa del niño.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Dificultad para respirar o para tragar, silbidos al respirar, urticaria, hinchazón en los labios o en la cara, babeo, vómito o diarrea explosiva (LLAME AL 911)

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C)

  • Síntomas persistentes o recurrentes

  • Señales de infección, como aumento del enrojecimiento, hinchazón o supuración maloliente

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.