Reacción Hipoglucémica (Neonatos) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Reacción Hipoglucémica (Neonatos) 

El azúcar sanguíneo se conoce también como glucosa. El cerebro y otros órganos principales usan la glucosa para obtener energía. El cuerpo mantiene un equilibrio delicado entre la producción y el uso de la glucosa. Antes de nacer, el feto no produce su propia glucosa, sino que depende de la glucosa de la madre. Al nacer, se corta el cordón umbilical y el recién nacido depende de su propia alimentación para obtener glucosa. Si la primera alimentación se retrasa más de 3 a 6 horas, el recién nacido puede tener una reacción hipoglucémica (un nivel de azúcar demasiado bajo). La hipoglucemia es un problema común en los primeros días de la vida del bebé.

Las señales de una reacción hipoglucémica en los recién nacidos incluyen la irritabilidad, nerviosismo, temblores, o un llanto de tono agudo. Los bebés también pueden tener problemas de alimentación, aletargamiento, cansancio, una coloración azulada y respiración rápida, así como una baja temperatura corporal. La hipoglucemia ocurre sobre todo en los bebés nacidos de forma prematura o con un peso demasiado bajo. Estos bebés tienen reservas de glucosa demasiado bajas. La hipoglucemia también puede ocurrir en los bebés nacidos de madres que tienen diabetes.

La hipoglucemia en los recién nacidos se diagnostica analizando muestras de sangre y, a veces, muestras de orina. El bajo nivel de azúcar debe vigilarse cuidadosamente para prevenir la posibilidad de problemas graves. A los bebés prematuros o mal alimentados se les administra la alimentación a través de un tubo directamente al estómago, o bien por vía intravenosa (IV). Si la hipoglucemia continúa, el médico hará más pruebas para tratar de determinar otras causas médicas.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Su médico puede haberle recetado un medicamento para el problema de su recién nacido. Siga las instrucciones del médico al alimentar a su bebé.

Atención General:

  1. Aprenda a reconocer en el bebé las señales de hambre y el bajo nivel de azúcar sanguíneo.

  2. Alimente al bebé con frecuencia. Si el bebé no se está alimentando bien, hable con su médico o cuidador acerca de las posibles técnicas que podrían ayudarle.

  3. Mantenga al niño bien abrigado. Los recién nacidos tienen dificultad para regular la temperatura corporal y pueden enfriarse fácilmente. El frío puede desencadenar una reacción hipoglucémica. Si su bebé tiene una temperatura corporal más baja de la normal, caliente al bebé lo antes posible. Póngale más ropa y cúbrale la cabeza con un gorro para que conserve el calor corporal. Quítele la ropa húmeda y cámbiela por ropa seca de abrigo. Evite que el recién nacido esté expuesto a las corrientes de aire.

  4. Si usted tiene diabetes y está amamantando a su bebé, controle atentamente su nivel de glucosa.

  5. Si el médico le ordenó que revise el nivel de azúcar sanguíneo del bebé, hágalo siguiendo las indicaciones que le haya dado.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Nota: Si le hicieron pruebas de laboratorio, estas serán examinadas por un especialista y le informarán de los hallazgos que puedan afectar la atención médica que necesita su bebé.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre mayor de 100.4°F (38°C) O BIEN una temperatura menor que la temperatura normal del bebé

  • Señales de que regresa el nivel bajo de azúcar, como irritabilidad, temblor o un llanto con un tono muy agudo (vea la descripción más arriba).

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.