Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Infección Por Candida En La Piel (Neonatos) 

La infección por Candida (candidiasis) es una infección por hongos que se produce en áreas húmedas como los pliegues de la piel. La candidiasis es una causa común de la dermatitis del pañal y también puede causar otras infecciones en el área genital.

La infección por Candida provoca enrojecimiento intenso e inflamación de la piel. El borde de la zona afectada suele estar elevado. La infección es dolorosa y provoca comezón. Algunas veces la piel se desprende y la infección causa sangrado.

Los bebés que tienen un sistema inmunológico debilitado o que han recibido terapia de antibióticos tienen más probabilidad de contraer candidiasis. La infección por Candida en la piel (candidiasis cutánea) puede tratarse de forma eficaz con un medicamento antimicótico (contra hongos) aplicado a la piel. El tiempo que tarda la piel en curarse varía según el grado de severidad de la infección.

Cuidados En La Casa:

Medicamentos: Es posible que el médico le recete crema, pomada o polvos antimicóticos (contra los hongos) para aplicar a la piel afectada. Siga las instrucciones del médico al usar estos medicamentos. Es posible que el médico sugiera también el uso de fécula de maíz para mantener la piel seca o vaselina para proporcionar una barrera. No use polvos de talco, ya que pueden dañar los pulmones.

Atención General:

  1. Mantenga seca la piel del bebé cambiando los pañales tan pronto como estén mojados o sucios.

  2. Use crema fría en un algodón para limpiar la orina de la piel. Utilice agua caliente y un jabón suave para lavar la piel manchada de heces.

  3. Utilice un algodón impregnado en aceite mineral para quitar suavemente la crema manchada. No lave demasiado la piel. Mantenga la crema limpia sobre la piel y aplíquela de nuevo después de cada cambio de pañal.

  4. Exponga al aire la piel ligeramente irritada para que se seque completamente. No use un secador de pelo, ya que el calor podría quemar la piel.

  5. Use pañales desechables superabsorbentes para reducir la humedad de la piel. Si usa pañales de tela, utilice cubrepañales respirables (no de goma).

  6. Lávese bien las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al bebé para evitar propagar la infección.

  7. Vigile la piel del bebé para ver si muestra señales de que la infección continúa (lea la información que se presenta más abajo).

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F [38°C] (temperatura rectal)

  • Señales de que está empeorando la infección, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, supuración maloliente o rayas rojas en la piel alrededor de un absceso

  • Dolor (la irritabilidad de un recién nacido que no puede calmarse puede ser señal de dolor)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.