Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Laceración, Extremidad, Sutura O Cinta Quirúrgica (Neonatos) [Laceration, Extremity, Suture Or Tape, Neonate]

Su recién nacido tiene una cortada (laceración) en el brazo o la pierna. Las cortadas o desgarros superficiales pueden cerrarse con tiras o cintas quirúrgicas (Steri-Strips). Las cortadas más profundas requieren puntos de sutura.

Según cuál sea la causa de la laceración y las vacunas que haya recibido el bebé, es posible que le pongan una inyección contra el tétano.

Cuidados En La Casa

Medicamentos: Es posible que el médico le recete un antibiótico oral para prevenir las infecciones. Siga las instrucciones del médico al darle este medicamento a su recién nacido. No deje de darle este medicamento al bebé hasta que haya tomado la cantidad recetada o el médico le diga que deje de dárselo. Dele al bebé medicamentos contra el dolor según le haya indicado el médico. No le dé al bebé ningún medicamento (ni siquiera aspirina) a menos que lo haya autorizado el médico.

Cuidados Generales:

  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado que debe dar a la cortada.

  • Lávese las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al bebé.

  • Cambie el vendaje una vez al día o según le indiquen, y también siempre que se moje o se ensucie.

  • Evite que se moje la cortada. No ponga al bebé en la bañera; lávelo con una esponja. Si la zona se moja, use una toallita limpia para secar la herida dando toques suaves. A continuación cambie el vendaje por uno seco.

  • Intente evitar que el bebé agarre o frote el vendaje. Cubrir las manos del bebé con guantes o manoplas puede ayudar a evitar esto. Evite frotar la zona afectada cuando tenga al bebé en sus brazos.

  • Puede producirse una infección a pesar de seguir el tratamiento correctamente. Por lo tanto, revise la herida del bebé todos los días para ver si muestra alguna de las señales de infección descritas a continuación.

Cuidado De Los Cierres Específicos:

  • Suturas: Limpie la herida todos los días quitando el vendaje y lavando la zona con agua tibia y jabón. Use un palillo con punta de algodón para ablandar y limpiar la sangre o las costras que se hayan formado. Después de haber limpiado, aplique una capa fina de pomada antibiótica, si se la han recomendado. A continuación ponga un nuevo vendaje.

  • Cinta quirúrgica: Mantenga la zona seca. Si se moja, séquela con una toalla limpia, sin frotarla. La cinta quirúrgica suele desprenderse y caer por sí sola en 7 a 10 días. Si no se ha caído al cabo de 10 días, puede quitarla usted mismo. Para hacer esto, frote suavemente el adhesivo con un algodón impregnado de aceite mineral o vaselina.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro. Si tiene suturas, regrese al centro médico para que se las quiten, según le hayan indicado.

Nota Especial Para Los Padres:

Los proveedores de atención médica están capacitados para determinar si las lesiones de este tipo en los niños pequeños podrían ser una señal de posible maltrato o abuso infantil. Es posible que varios proveedores de atención médica le hagan preguntas acerca de la manera en que su hijo se lesionó. Estas preguntas son obligatorias por ley para proteger a los niños. Por favor tenga paciencia y no se ofenda.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C) (temperatura rectal)

  • La herida se abre de nuevo o sangra

  • Aumento del dolor (los recién nacidos pueden expresar el dolor mediante llanto inconsolable)

  • Las suturas se deshacen o se caen antes de la siguiente visita con el médico

  • La cinta quirúrgica se cae antes de que hayan transcurrido 7 días

  • Señales de infección, como calor en la zona afectada, enrojecimiento, hinchazón o supuración maloliente de la herida

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.