Laceración, Pequeña, No Suturada (Neonatos) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Laceración, Pequeña, No Suturada (Neonatos) [Laceration, Small, Not Sutured, Neonate]

Una laceración es una cortada en la piel. Las laceraciones grandes, profundas o extensas deben cerrarse con puntos de sutura. Como la laceración de su recién nacido es pequeña y poco profunda, no es necesario suturarla.

Cuidados En La Casa

Medicamentos: El médico podría recetar medicamentos para prevenir la infección o aliviar el dolor. Siga las instrucciones del médico al darle cualquier medicamento a su recién nacido. No deje de darle el antibiótico al recién nacido hasta que haya tomado la cantidad recetada o el médico le diga que deje de dárselo.

Cuidados Generales:

  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado que debe dar a la cortada.

  • Lávese las manos con agua caliente y jabón antes y después de atender al recién nacido. Esto ayudará a prevenir las infecciones.

  • Cambie el vendaje una vez al día o según le indiquen. Cambie el vendaje si se moja o se ensucia.

  • Si la zona afectada se moja, séquela dando toques suaves con una toallita limpia y cambie el vendaje por uno seco.

  • Intente impedir que el recién nacido se rasque o se toque la zona afectada. Cubrir las manos del bebé con guantes o manoplas puede ayudar a evitar esto. Al agarrar al bebé, tenga cuidado de no frotarle la zona afectada.

  • La mayoría de las lesiones en la piel sanan en 10 días o menos. De todas formas, a veces es posible que ocurra una infección incluso con el tratamiento adecuado. Por lo tanto, revise la herida del bebé todos los días para ver si muestra alguna de las señales de infección descritas a continuación.

Haga una VISITA DE CONTROL según le indique el médico o el personal del centro.

Obtenga Atención Médica Inmediata

en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre superior a 100.4°F (38°C) (temperatura rectal)

  • La herida se abre de nuevo o sangra

  • Aumento del dolor (los recién nacidos pueden expresar el dolor mediante llanto o irritabilidad que no pueden calmarse)

  • Señales de infección, como calor en la zona afectada, enrojecimiento, hinchazón o supuración maloliente de la herida

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.