Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Prevenga un traumatismo cerebral  

Un traumatismo cerebral ("TBI", por su sigla en inglés) es una lesión en su cerebro que modifica la manera en que funciona su cerebro. Un traumatismo cerebral puede cambiar la manera en que usted piensa, siente, actúa y se mueve.

Un traumatismo cerebral puede producirse por cualquier cosa que le ocasione una sacudida fuerte del cerebro. En algunos casos, una bala o un fragmento que se introduce en su cerebro, una caída, un accidente vehicular, una pelea o una lesión deportiva. La violencia da cuenta de alrededor del 20 por ciento, y las lesiones deportivas provocan alrededor del 3 por ciento.

Evite un segundo traumatismo cerebral  

Si le diagnosticaron un traumatismo cerebral en el pasado, debería saber que su recuperación podría ser más lenta si tuviese un segundo traumatismo cerebral. Si todavía tiene síntomas de un traumatismo cerebral pasado, eso puede aumentar sus riesgos de tener un segundo traumatismo cerebral. Estos síntomas incluyen:

  • Somnolencia

  • Mareo

  • Fatiga

  • Dificultades visuales

  • Pensamiento lento

  • Problemas con el equilibrio

Esté siempre atento a estos síntomas y colabore de manera cercana con sus cuidadores de rehabilitación para manejarlos. No intente conducir ni participe de ninguna actividad peligrosa si sus síntomas pueden ponerle en riesgo de tener un accidente. 

Evite un primer traumatismo cerebral

El abuso de sustancias es el hecho de usar una sustancia como el alcohol o las drogas de una manera que resulta peligrosa para usted y para los demás. El abuso de alcohol o drogas puede llevar a un primer traumatismo cerebral, e incluso a un segundo.

El alcohol es la sustancia de la que más comúnmente abusan las personas que tienen un traumatismo cerebral. Los estudios han demostrado que el 75 por ciento de las personas admitidas en el hospital por un traumatismo cerebral habían estado bebiendo alcohol.

Tener un comportamiento de riesgo también es otro peligro que puede ocasionar un traumatismo cerebral. Los problemas mentales como la depresión y el trastorno de estrés postraumático pueden hacer que la persona no tome buenas decisiones y que haga cosas arriesgadas; por ejemplo, abusar de las drogas y el alcohol. Todos estos factores pueden incrementar su riesgo de tener un traumatismo cerebral.

Consejos para evitar un traumatismo cerebral

El primer consejo es que reconozca los peligros de un traumatismo cerebral y que evite el comportamiento de riesgo. Avise a alguien si tiene problemas para adaptarse al trabajo o la vida en familia. Aquí tiene otros consejos más:

  • No beba si va a conducir.

  • No use drogas ni alcohol para tratar los síntomas de la depresión o la ansiedad.

  • Cuídese comiendo de manera saludable, haciendo actividad física con regularidad y durmiendo bien y la cantidad de horas suficiente.

  • Pase tiempo con sus amigos y familiares, y participe activamente de actividades sociales. La gente que se aísla y se aleja de sus seres queridos tiene más probabilidades de caer en comportamiento de riesgo.

  • Use el cinturón de seguridad cuando conduzca.

  • Use casco si anda en bicicleta o hace alguna actividad de alto riesgo como esquiar, hacer algún deporte de contacto, o andar en moto de nieve.

Un traumatismo cerebral es un riesgo para las personas que están en combate, y también una vez que regresaron a su casa. Si le diagnosticaron un traumatismo cerebral, colabore de manera muy cercana con su médico hasta tanto su cerebro se haya recuperado. También debe saber que sus síntomas podrían ponerle en riesgo de tener otro traumatismo cerebral. Si nunca tuvo un traumatismo cerebral, puede prevenirlo si evita el comportamiento de riesgo y si pide ayuda cuando las cosas le resultan difíciles.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.