Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo manejar el dolor después de un traumatismo cerebral

Un traumatismo cerebral ("TBI", por su sigla en inglés) es una sacudida fuerte repentina en su cabeza que modifica la manera en que funciona su cerebro. Un traumatismo cerebral puede cambiar la manera en que usted piensa, siente, actúa y se mueve. Dado que el cerebro de cada persona es diferente, no hay dos traumatismos cerebrales que sean iguales. Eso significa que será difícil predecir qué síntomas tendrá y cómo será su recuperación. No obstante, el dolor es uno de los síntomas que tienen muchas de las personas con un traumatismo cerebral.

Dado que un traumatismo cerebral se debe a un golpe en el cerebro, es posible que haya una lesión en el cerebro que sea la que está ocasionando el dolor. También puede ser que tenga una lesión en el cuello u otras partes del cuerpo. Los tipos más comunes de dolor después de un traumatismo cerebral son dolor de cabeza y dolor en el cuello.

Existe la posibilidad de que tener un traumatismo cerebral modifique su cerebro de tal manera que el dolor parezca peor. Asimismo, el dolor puede empeorar otros síntomas de un traumatismo cerebral. Los estudios muestran que alrededor de la mitad de las personas que reciben tratamiento por un traumatismo cerebral se quejan de dolores que duran mucho tiempo, también llamado dolor crónico.

¿Por qué es importante controlar el dolor?

Colabore con su médico para mantener su dolor bajo control. Es recomendable por lo siguiente:

  • El dolor puede impedirle participar de actividades que ayudarían a que su cerebro se recupere, como el ejercicio físico y la fisioterapia.

  • El dolor puede empeorar los síntomas comunes de un traumatismo cerebral. Esto incluye problemas para dormir, fatiga, pensamiento lento, cambios de humor, ansiedad y depresión.

  • Algunos síntomas de un traumatismo cerebral, como la depresión, la ansiedad, la falta de sueño y la fatiga, pueden disminuir su resistencia al dolor. Esto hace que el dolor parezca más intenso.

Cómo controlar el dolor de un traumatismo cerebral

Los analgésicos (calmantes del dolor) fuertes, también llamados opiáceos o narcóticos, no suelen ser la respuesta para los dolores causados por un traumatismo cerebral. Estos analgésicos pueden tener efectos impredecibles en su cerebro. De hecho, estos medicamentos pueden empeorar algunos de los problemas ocasionados por un traumatismo cerebral, como el pensamiento lento, la pérdida de memoria, el abuso de sustancias, la fatiga y la depresión.

Es por eso que el tipo de analgésico recomendado es lo que se llama medicamento no narcótico. De ese tipo son los relajantes musculares, los medicamentos que se aplican sobre la piel para adormecerla, y los calmantes de venta libre, como Tylenol o Advil.

Otras formas importantes en que puede manejar el dolor incluyen las siguientes:

  • Haga ejercicios todos los días, tanto para su cuerpo como para su cerebro.

  • Aprenda a evitar el estrés y a relajarse. Pruebe a escuchar música, meditar o hacer respiraciones profundas.

  • Acuéstese y levántese a la misma hora todos los días.

  • Evite la cafeína, el alcohol y el tabaco.

  • Haga fisioterapia para estirar y fortalecer sus músculos.

  • Trabaje con un experto en salud mental para reducir el estrés y la ansiedad.

  • Evite los alimentos y bebidas que parecieran desencadenarle sus dolores de cabeza.

  • Pruebe con tratamientos alternativos, como la acupuntura o los masajes.

Vivir con dolor le afectará a usted y a todas las personas que le rodean. Es importante que hable sobre su dolor y que busque el apoyo de amigos y familiares. Aislarse y sufrir en silencio es peligroso para usted. También hará que su dolor se sienta peor. Aprenda tanto como pueda sobre su afección y colabore de manera muy cercana con su médico.

Los problemas de cognición y otros síntomas de un traumatismo cerebral suelen mejorar con el tiempo. El tiempo que le tome a su cerebro recuperarse depende del tipo de lesión que haya tenido. Manejar bien el dolor le ayudará a recuperarse más rápidamente. No tome medicamentos para el dolor a menos que haya consultado a su proveedor de atención médica o a su médico. También, llámelos si su dolor empeora. Nunca intente tratar los dolores de cabeza por su cuenta con medicamentos, drogas o alcohol.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.