Intensity-Modulated Radiation Therapy (IMRT) for Cancer - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Radioterapia de intensidad modulada (IMRT) contra el cáncer

La radioterapia es un tratamiento contra el cáncer indicado en muchos casos. Uno de los tipos de radioterapia se denomina IMRT (iniciales en inglés de radioterapia de intensidad modulada). Según cuáles sean los objetivos de su tratamiento, la IMRT puede ayudar a curar su cáncer; también puede servir para aliviar el dolor y otros síntomas causados por el cáncer. Esta hoja contiene más información sobre la IMRT y lo que usted puede esperar que ocurra. Si tiene otras preguntas sobre el tratamiento, no deje de consultar con su médico.

Cómo actúa la IMRT

Altas dosis de ondas de radiación se dirigen hacia el tumor.

En la IMRT, en primer lugar se realizan estudios detallados con imágenes para localizar el tumor canceroso con precisión. A continuación se dirigen altas dosis de radiación (rayos X de alta energía) hacia el tumor mediante un aparato llamado aceleradorlineal (abreviado linac).  Esto se realiza a distintos ángulos y niveles de intensidad que dependen del tamaño, la forma y la ubicación del tumor. El tratamiento destruye la mayor cantidad posible de células cancerosas y al mismo tiempo preserva las células y tejidos sanos; de esta forma se puede reducir el tamaño del tumor.

Planificación de su tratamiento

La IMRT se realiza con la ayuda de un equipo de personal de radioterapia, que suele comprender un médico, un enfermero, un terapeuta, un físico y un dosimetrista. Antes de su primera sesión, usted y los integrantes de su equipo se reunirán una o varias veces para planificar los detalles de su tratamiento. Este proceso de planificación se llama simulación y comprende los siguientes pasos:

  • Se hacen tomografías u otras pruebas con imágenes para identificar con exactitud los lugares de su cuerpo que serán tratados con radioterapia.

  • Se elaboran unos dispositivos de posicionamiento como moldes, máscaras, apoyos y cojines, que ayudarán a mantener su cuerpo en la misma posición en cada sesión de tratamiento.

  • Le hacen varios tatuajes temporales de tinta o con forma de punto, que el terapeuta usa como marcas para alinear los haces del linac con su cuerpo en cada sesión de tratamiento.

Las sesiones de tratamiento con IMRT

La IMRT suele administrarse una vez al día, cinco días a la semana. El tratamiento completo puede durar 2-8 semanas. Usted y los integrantes de su equipo hablarán de antemano sobre el horario de sus sesiones de tratamiento. Cada sesión de tratamiento dura 10-30 minutos. Antes, durante y después de cada sesión, usted puede esperar que ocurra lo siguiente:

  • Usted se quita la ropa y se pone una bata de paciente. El radioterapeuta lo sitúa en la posición correcta sobre una mesa de tratamiento. Usted se acostará boca arriba, boca abajo o de lado. En este momento se usa cualquier dispositivo de posicionamiento que se haya elaborado.

  • El radioterapeuta se va de la sala y enciende el linac desde afuera. El radioterapeuta le observará en un monitor de TV y usted podrá hablarle a través de un intercomunicador.

  • Por medio de técnicas de adquisición de imágenes, como radiografías o tomografías, se confirma el posicionamiento y la alineación correctos del linac respecto a su cuerpo.

  • A continuación, el aparato gira a su alrededor en posiciones precisas desde las cuales dirige los haces de radiación hacia el tumor. Usted escuchará los sonidos del aparato pero no sentirá nada.

  • Podrá regresar a su casa poco después de que termine la sesión de tratamiento. Su médico o el personal de enfermería le dirán cuándo debe volver para su próxima sesión.

Posibles efectos secundarios de la IMRT

Aunque la IMRT es más exacta que otros métodos de administración de radiación, al igual que con cualquier tipo de radioterapia, las células sanas y el tejido que rodean al tumor también pueden verse afectados por el tratamiento. Esto puede ocasionar efectos secundarios como cansancio y alteraciones de la piel. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen poco después de que finaliza el tratamiento; sin embargo, algunos no aparecen sino hasta meses o incluso años después del tratamiento. El tipo y la intensidad de los efectos secundarios que usted tenga dependerán de la cantidad de radiación que se le administre y del lugar del cuerpo que recibe el tratamiento. Su médico puede darle más información sobre los efectos secundarios que usted puede esperar y lo que puede hacer para controlarlos. Si es necesario, pueden recetarse medicamentos para tratar algunos efectos secundarios. Los integrantes de su equipo de atención médica también le pueden enseñar métodos para lidiar con los efectos secundarios.

Llame al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas durante el tratamiento:

  • Fiebre de 100.4°F (38ºC) o más alta, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Cansancio constante

  • Dificultad para concentrarse

  • Dificultad para respirar

  • Dolor que no desaparece, especialmente si le afecta el mismo lugar

  • Un nuevo bulto, protuberancia o hinchazón

  • Mareos o sensación de aturdimiento

  • Sarpullido, amoratamiento o sangrado fuera de lo normal

  • Náuseas y vómito descontrolados

  • Diarrea que no mejora con el tiempo

  • Rotura de la piel o dolor fuerte por irritación cutánea

  • Cualquier síntoma nuevo o que le cause preocupación

Evaluación de sus progresos

En el transcurso de su tratamiento, usted se reunirá con su médico periódicamente para que este evalúe su salud y su respuesta al tratamiento. Su médico le hará exámenes y quizás ordene pruebas. Una vez que termine su tratamiento, es posible que usted tenga que seguir yendo a su médico para hacerse controles regulares de seguimiento. También podría ser necesario que le den otros tratamientos que ayudan a combatir el cáncer. Su médico le dará más información sobre sus opciones, según la necesidad 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.