Lesión de la médula espinal (SCI): respiración saludable - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Lesión de la médula espinal (SCI): respiración saludable

Una lesión en la médula espinal (SCI, por sus siglas en inglés) no afecta sus pulmones, pero puede afectar sus músculos de la respiración y traerle dificultades para respirar. También le pondrá en mayor riesgo de contraer neumonía y otros problemas de los pulmones. Su médico y su equipo de atención médica colaborarán con usted para manejar los problemas que pueda tener para respirar. También hay medidas que puede tomar todos los días para mantener sus pulmones saludables y su respiración fuerte.

¿De qué manera la SCI afecta su respiración?

Los nervios relacionados con la respiración comienzan en el cuello y bajan hasta la mitad de la espalda. Si tiene una SCI en cualquier parte de esta zona (T12 o superior), puede provocarle algo de pérdida del control sobre los músculos de la respiración. El grado en el que se ve afectada la respiración es diferente en cada persona. Quizás necesite usar algún equipo, como un ventilador, para que le ayude a respirar. O, es posible que pueda respirar por su cuenta, prácticamente sin asistencia. Independientemente de la cantidad de asistencia que necesite, tiene muchas más probabilidades de contraer neumonía que alguien que no tiene una SCI. Su programa de cuidado de la respiración y los consejos que se detallan abajo pueden ayudarle a prevenir ésta y otras complicaciones.

Pasos para prevenir las complicaciones respiratorias

Siga este programa para proteger sus pulmones y mejorar su respiración. Podrían servirle los siguientes consejos:

Mujer madura recibiendo una inyección en la parte superior del brazo.

  • Tome precauciones para evitar enfermarse y prevenir la neumonía.

    • Vacúnese con regularidad. Las vacunas le ayudarán a protegerse de la neumonía y la gripe.

    • Aprenda cuáles son los signos y síntomas de la neumonía y otras infecciones de los pulmones (vea más abajo) y esté atento por si aparecen.

    • Evite tener contacto cercano con otras personas que pudieran estar enfermas.

    • Si igualmente se enferma, descanse mucho y tome los medicamentos tal como le indicaron. Es muy importante que trate su enfermedad rápidamente para que no empeore.

  • Evite la acumulación de demasiada mucosidad en los pulmones. Los problemas con los músculos respiratorios no sólo le causan dificultades para respirar, sino también para toser. Si tiene problemas para toser, se acumula demasiada cantidad de mucosidad en sus pulmones y eso provoca congestión, con lo que aumentan las probabilidades de tener infecciones. Para ayudar a que sus pulmones se mantengan limpios:

    • Use las técnicas para toser que le enseñaron en la rehabilitación para quitar la mucosidad de sus pulmones. También pueden usarse otros métodos, como la succión, para extraer el exceso de mucosidad de sus pulmones.

    • Beba abundante cantidad de agua todos los días, ya que eso diluye la mucosidad para que sea más fácil eliminarla mediante la tos.

  • Haga ejercicios de respiración todos los días. Los ejercicios de respiración fortalecen los músculos de la respiración y le ayudan a respirar con más facilidad. Haga los ejercicios que le enseñaron al menos dos o tres veces al día.

  • Deje de fumar. Fumar limita la cantidad de oxígeno que llega hasta sus órganos y tejidos. También daña mucho sus pulmones. Si fuma y necesita ayuda para dejar, hable con su médico. También puede llamar al 800-QUIT-NOW (800-784-8669) para obtener más información sobre los programas que existen para ayudarle a dejar de fumar.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si nota alguno de los siguientes signos de neumonía o posible infección en los pulmones:

  • Fiebre de 100.4 grados Fahrenheit (38 grados Celsius) o más alta

  • Escalofríos

  • Tos con mucosidad descolorida

  • Mayor congestión (acumulación de mucosidad y otras secreciones en los pulmones)

  • Respiración rápida, mayor falta de aire, o ambas

  • Le duele el pecho o lo siente apretado

  • Palidez en la piel

  • Debilidad o cansancio

Cuidados durante toda su vida

Después de una lesión de la médula espinal (SCI), necesitará cuidados continuos para mantenerse activo y saludable. No sólo para manejar los problemas que tenga para respirar, sino también otros problemas de salud. Tome activamente las riendas de su salud. Haga lo posible por mantenerse saludable y reducir sus riesgos de tener problemas. Pida apoyo a su familia y amigos cuando lo necesite. Y comente a su equipo de atención médica si tiene preguntas o preocupaciones sobre sus cuidados.

Recursos

Si quiere tener más información sobre la SCI, visite los sitios web siguientes:

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.