Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Lesión de la médula espinal (SCI) y úlceras por presión

Una úlcera por presión es una llaga provocada por demasiada presión sobre la piel. Esto reduce el flujo de sangre, lo cual daña la piel y el tejido que está debajo de la piel. En consecuencia, se produce una herida que puede ser bastante grave. Si usted tiene una lesión de la médula espinal (SCI, en inglés) tiene más probabilidades de desarrollar una úlcera por presión. Pero, hay cosas que puede hacer para ayudar a evitar esas úlceras o detectarlas cuando recién empiezan a formarse, que es cuando se las puede tratar con más eficacia. Su equipo de atención médica seguramente ya habrá hablado con usted sobre cómo prevenir la formación de úlceras por presión. Ahora depende de usted que ponga en práctica todo lo que aprendió.

Bosquejo de una persona acostada boca arriba con los huesos visible. Los círculos indican los puntos de presión: la parte de atrás de la cabeza, el hombro, el codo, el sacro y el talón.

Bosquejo de una persona sentada en una silla de ruedas con los huesos visibles. Los círculos indican los puntos de presión: los omóplatos, las nalgas, el antepié y el talón.

Bosquejo de una persona recostada de lado con los huesos visibles. Los círculos indican los puntos de presión: la oreja, el hombro, la zona de la cadera, las rodillas y el tobillo.

¿Por qué se forman las úlceras por presión?

Una lesión de la médula espinal (SCI) afecta su capacidad de sentir y de moverse. También provoca cambios en la piel y su piel se vuelve más frágil. Las condiciones que hacen que se forme una úlcera incluyen las siguientes:

  • Presión: La presión se produce en cualquier parte de su cuerpo que apriete contra una superficie. Por lo general, el colchón, o el respaldo, el asiento o el apoyapiés de su silla de ruedas.

  • Rozamiento: A esto también se le llama “frotamiento” y “fricción”. Sucede cuando su piel se desliza contra una superficie. Por ejemplo, contra la ropa o las sábanas, una parte de la cama o de la silla de ruedas, o incluso contra el hueso que está debajo.

¿Dónde se forman las úlceras por presión?

Las úlceras por presión suelen formarse, más comúnmente, sobre los huesos más salientes. Son esos lugares donde puede sentir el hueso justo debajo de la superficie de la piel. Por ejemplo:

  • Los omóplatos (huesos de los hombros)

  • Los codos

  • La rabadilla (cóccix)

  • Los huesos de las nalgas (isquiones)

  • La cadera

  • Los tobillos

  • Los talones

La presión sobre su piel dependerá de si está sentado o acostado, y si está de espaldas o de lado.

Pasos para evitar las úlceras por presión

Sus proveedores de atención médica le ayudarán a preparar un plan de prevención de úlceras que sea el más adecuado para usted. A continuación, se detallan las principales cosas que le ayudarán a mantener su piel saludable y a evitar las úlceras. Según la extensión de su lesión, es posible que necesite ayuda para hacer alguno o todos estos pasos. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Cambie de posición con regularidad. Su proveedor de atención médica le indicará la frecuencia con que debe cambiar la manera en que apoya el peso de su cuerpo cuando esté acostado o en su silla de ruedas. Por lo general, cambie de posición (o pida a alguien que le ayude a moverse) cada 15 minutos durante 15 segundos. Para evitar el rozamiento, levante su cuerpo, no lo arrastre.

  • Revise su piel dos veces al día. Mire y toque su piel minuciosamente para sentirla. Revise especialmente en las partes donde sus huesos sobresalen. Use un espejo para verse atrás o los lugares donde no pueda verse directamente. Si no puede usar un espejo, pida a alguien que le revise esa parte del cuerpo. Inspeccione su piel una vez por la mañana y una vez al terminar el día. Preste atención a los signos de advertencia que se enumeran en el recuadro que está más abajo.

  • Mantenga su piel limpia y seca. Límpiese y manténgase seco después de haber sudado, o si tuvo un percance con sus intestinos o su vejiga. No use jabones muy fuertes ni alcohol porque resecan la piel.

  • Use los elementos adecuados y revíselos con regularidad. Su equipo de atención médica le ayudará a encontrar los dispositivos y equipos que sean los mejores para usted. Compruebe que cosas como el respaldo de su silla de ruedas y el almohadón que usa no se hayan desgastado.

  • Coma bien y manténgase activo. Eso le ayudará a mantener su piel y su cuerpo saludables, por lo que las úlceras por presión tendrán menos probabilidades de formarse.

Signos de advertencia de las úlceras por presión

Revise su piel todos los días para ver si presenta alguno de los siguientes signos. Si nota algún cambio o problema, llame a su proveedor de atención médica de inmediato.

  • Enrojecimiento de la piel que no desaparece en 15 minutos.

  • Otros cambios en el color de su piel

  • Un punto que se sienta blando, caliente o frío

  • Hinchazón

  • Raspaduras, cortaduras o ampollas

  • Un punto que le duela o le pique (si puede sentir esa zona)

Tenga en cuenta que las úlceras comienzan a formarse debajo de la superficie de la piel. Por eso, puede haber una úlcera por presión aunque no haya ninguna herida abierta.

Si nota una zona sospechosa

Si nota una zona que se ha enrojecido, evite hacer presión sobre esa zona. (Quizás deba acostarse en la cama.) Observe si el color de su piel en esa zona vuelve a ser normal dentro de las 24 horas siguientes. Si no, llame a su proveedor de atención médica de inmediato. También llame de inmediato (no espere) si ve una herida abierta o cualquier otro signo de daños en la piel.

Tratamiento de las úlceras por presión

El tratamiento dependerá de su salud, del tamaño y la fase en que se encuentre la úlcera, entre otros factores. Lo más importante es que quite la presión sobre esa zona. Las opciones de tratamiento que también pueden usarse son, por ejemplo:

  • Vendas y limpiadores de herida medicinales especiales (no use nada que no le hayan recetado)

  • Métodos para quitar el tejido muerto de la herida para que pueda curarse

  • Antibióticos para eliminar una infección

  • Procedimientos médicos o cirugía para cerrar la herida

Controle la úlcera por presión

Las úlceras por presión suelen comenzar a curarse dentro de las siguientes 2 a 4 semanas. Mientras la úlcera se está curando, revísela para ver si presenta signos de complicaciones. Inspeccione la úlcera cada vez que se cambia la venda. Si no puede hacerlo usted mismo, pida a otra persona que lo haga por usted. Los problemas a los que debe prestar atención son:

  • Hinchazón que va en aumento

  • Otros cambios en el color o la temperatura de la piel

  • De la úlcera sale líquido que empapa la venda

  • La venda tiene olor desagradable

  • Dolor (si puede sentir esa zona del cuerpo)

Si nota cualquiera de estos u otros problemas, llame a su proveedor de atención médica de inmediato.

Una nota sobre la disreflexia autonómica

Según el nivel de su lesión, quizás le digan que está en riesgo de tener disreflexia autonómica (AD, en inglés). Si está en riesgo de tener AD, debe saber que una úlcera por presión puede desencadenar la AD. Si ya ha tenido un episodio de AD, revise su piel minuciosamente para ver si tiene signos de una úlcera por presión. Y, si ha desarrollado una úlcera por presión, esté atento a los signos de un episodio de AD.

Prevención de úlceras de por vida

Si tiene una lesión de la médula espinal (SCI), eso significa que estará en riesgo de desarrollar úlceras por presión durante toda su vida. Por eso, todos los días haga lo necesario para prevenir las úlceras y revise su piel para ver si presenta signos de advertencia. Pida ayuda y apoyo a su familia, sus cuidadores y su equipo de atención médica. Y, si nota signos de una úlcera por presión, dígaselo de inmediato a su proveedor de atención médica. Es posible que no pueda evitar todas las úlceras por presión, pero sí puede evitar que le impidan vivir su vida al máximo.

Recursos

Si quiere tener más información sobre la SCI, visite los sitios web siguientes:

  • The National Spinal Cord Injury Association, www.spinalcord.org

  • Christopher and Dana Reeve Foundation, www.christopherreeve.org

  • Paralyzed Veterans of America, www.pva.org

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.