Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Varicocelectomía laparoscópica

La varicocelectomía es una cirugía que se hace para reparar el varicocele. El varicocele es la hinchazón de las venas en el escroto. Esta hinchazón se debe a la acumulación de sangre en las venas. El varicocele puede ocasionar dolor o pesadez en el escroto, y también puede causar problemas de infertilidad. Durante la cirugía, le cortarán las venas hinchadas y le cerrarán los extremos. Así, otras venas ubicadas en la zona de la entrepierna se encargarán de llevar sangre a esa zona. La cirugía se hace con una técnica llamada laparoscopia. Se usa un tubo delgado, con luz, que se llama laparoscopio. El laparoscopio permite que el médico trabaje a través de unos pocos cortes pequeños, Esta hoja explica en qué consiste la cirugía.

Vista frontal del bosquejo de un hombre mostrando los sitios de las incisiones para la varicocelectomía laparoscópica.

Vista frontal del pene y los testículos mostrando la presencia de varicocele.

Prepárese para la cirugía

Prepárese para la cirugía tal como le indicaron. Además:

  • Dígale a su médico todos los medicamentos que toma, lo cual incluye las hierbas y otros suplementos. También mencione si toma algún anticoagulante (diluyente de la sangre), tal como Coumadin, Plavix, o una aspirina todos los días. Es posible que deba dejar de tomar algunos de esos medicamentos (o todos) antes de la cirugía.

  • No coma nada ni beba durante las últimas 8 horas antes de la cirugía, ni siquiera café, agua, chicle o mentas. (Si le han dicho que tome algún medicamento, puede tomarlo con una pequeña cantidad de agua).

El día de la cirugía

La cirugía toma entre 2 y 3 horas. Es probable que pueda volver a su casa ese mismo día.

Antes de que comience la cirugía:

  • Le pondrán una línea en una vena (se llama línea intravenosa, o IV) del brazo o la mano. Por esta línea, le enviarán líquidos y medicamentos (tales como antibióticos).

  • Para evitar que sienta dolor durante la cirugía, le aplicarán anestesia general. La anestesia es un medicamento que le pondrá en un estado parecido a un sueño profundo durante la cirugía. Puede que le inserten un tubo por la garganta para ayudarle a respirar.

  • Le colocarán un tubo delgado (llamado catéter) para sacar la orina.

Durante la cirugía:

  • El médico le hará unos pocos cortes (incisiones) pequeños en el abdomen. 

  • Le colocará el laparoscopio a través de uno de esos cortes. Este instrumento envía imágenes en vivo desde el interior de su abdomen a una pantalla de video.

  • Le llenarán el abdomen con gas para hacer espacio a fin de que el médico pueda ver y trabajar.

  • Le cortarán las venas hinchadas empleando los instrumentos que colocó por las otras incisiones. Es posible que le cierren los extremos con clips pequeños, o que los cautericen.

  • Una vez terminada la cirugía, le quitarán todos los instrumentos. Le cerrarán las incisiones (cortes) con puntos o con grapas.

Importante: El médico comenzará el procedimiento con una laparoscopia, pero quizás decida en algún momento cambiar a cirugía abierta por razones de seguridad. La cirugía abierta se hace a través de un corte en el abdomen o la entrepierna. Le comentarán más sobre esta posibilidad antes de la cirugía.

Después de la cirugía

Le llevarán a un cuarto de recuperación para que descanse hasta que se vaya el efecto de la anestesia, quizás sintiéndose adormecido y con náuseas. Si le habían colocado un respirador, al principio puede sentir su garganta adolorida. Le darán medicamentos para aliviar el dolor. Le quitarán el catéter de la vejiga. Cuando esté listo para irse a casa, podrá irse con un adulto (un amigo, una amiga o alguien de su familia).

La recuperación en su casa

Coordine para tener a alguien en su casa que pueda ayudarle mientras usted se recupera. Siga todas las instrucciones que le dieron. Haga lo siguiente:

  • Tome todos los medicamentos según le hayan indicado.

  • Cuide de sus heridas tal como le indicaron.

  • Aplíquese hielo o una compresa fría sobre el escroto por 10 minutos cada vez durante las primeras 48 horas para ayudar a reducir la hinchazón.

  • Siga las instrucciones de su médico para darse una ducha. Evite nadar, tomar baños en la tina, usar un jacuzzi y cualquier otra actividad en que la herida pueda quedar cubierta por el agua hasta que el médico le diga que puede hacerlo.

  • Evite mantener relaciones sexuales por 1 ó 2 semanas.

  • Evite levantar cosas pesadas y hacer otras actividades fuertes, tal como le hayan indicado.

  • No conduzca hasta que su médico le diga que puede hacerlo. Tampoco conduzca si está tomando medicamentos que le dan sueño.

  • Evite hacer fuerza al evacuar el intestino. Si necesita, puede tomar un ablandador de heces, según le indique su médico.

Llame a su médico si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho o problemas para respirar (llame al 911)

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más

  • Síntomas de infección en el lugar de la herida, tal como más enrojecimiento o hinchazón, calor, dolor que va en aumento, o si nota que la herida supura con olor desagradable

  • Dolor que no se alivia con los medicamentos

  • Hinchazón en el escroto que no desaparece

  • Problemas para orinar

  • Náuseas o vómito que no desaparecen

  • Dolor o hinchazón en las piernas

Seguimiento

Tendrá visitas de control para que su médico pueda ver cómo se está recuperando de la cirugía. Si tienen que quitarle los puntos o grapas, probablemente se los quiten al cabo de 7 días. Si tiene dudas sobre su fertilidad, pueden tomarle una muestra de su semen y analizarla en unos 3 ó 4 meses. Esto servirá para ver si la cantidad y la calidad de sus espermatozoides han mejorado.

Los riesgos y las posibles complicaciones incluyen:

  • Infecciones

  • Sangrado, coágulos sanguíneos

  • El varicocele vuelve a aparecer

  • No logra recuperar la fertilidad

  • Líquido alrededor de un testículo (hidrocele)

  • Reducción (atrofia) de un testículo

  • Daños en los nervios, vasos sanguíneos u órganos (incluido el intestino) que estén en esa zona del cuerpo

  • Disminución temporal en la cantidad de espermatozoides

  • Dolor crónico

  • Riesgos de la anestesia (el anestesiólogo conversará con usted sobre estos riesgos)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.