Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Traqueoscopia con broncoscopia

La traqueoscopia con broncoscopia es un procedimiento que permite al médico observar el interior de la tráquea y las vías respiratorias inferiores. Para ello se usa un tubo delgado y flexible, llamado endoscopio, provisto de una luz y una cámara en su extremo. En esta hoja se explica este procedimiento y lo que usted puede esperar de él.

Vista frontal de un torso de hombre mostrando las cuerdas vocales, la laringe, los ganglios linfáticos, la tráquea, los bronquios y los pulmones.

Preparativos para el procedimiento

Haga los preparativos para el procedimiento tal como le hayan indicado. Asegúrese de informar a su médico de todos los medicamentos que esté tomando, incluyendo los medicamentos sin receta, las hierbas medicinales y otros suplementos. Quizá tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes de la operación.

El día del procedimiento

El procedimiento puede tardar hasta 45 minutos, y usted regresará a casa el mismo día. Antes de que empiece el procedimiento le anestesiarán la garganta y le darán un medicamento para ayudarle a relajarse. Durante el procedimiento:

  • Usted se sentará con la espalda recta en una silla con soporte para la cabeza.

  • El endoscopio se introduce suavemente por la nariz hasta la garganta, entre las cuerdas vocales, y luego puede avanzarse hasta las vías respiratorias inferiores. Mientras tenga colocado el endoscopio deberá respirar por la boca.

  • El endoscopio envía imágenes del interior de la tráquea y las vías aéreas inferiores a una pantalla de video. Estas imágenes guían al médico para mover el endoscopio y le permiten detectar problemas.

  • En caso necesario, el endoscopio también puede usarse para tomar una pequeña muestra de tejido (biopsia) del interior de la tráquea o de las vías respiratorias inferiores. La muestra se envía a un laboratorio para analizarla.

  • Una vez finalizada la prueba, se retira el endoscopio.

Después del procedimiento

Pida a un familiar o amigo adulto que lo conduzca a su casa. Tómese las cosas con calma durante el resto del día. Al principio, durante algunas horas, es posible que le resulte difícil tragar debido a la anestesia. No coma ni beba hasta que sea capaz de tragar normalmente. Siga todas las instrucciones que le den, por ejemplo:

  • Si fuma, deje de hacerlo durante 24 horas como mínimo después del procedimiento, ya que fumar puede empeorar la irritación de la garganta y retrasar la recuperación.

  • Si le hicieron una biopsia, intente no toser o tratar de despejar la garganta. Esto le ayudará a prevenir el sangrado.

  • Una vez que sea capaz de tragar normalmente, beba abundante agua.

  • Use pastillas para la garganta según le recete el médico.

Cuándo debe llamar al médico

Después de regresar a su casa, llame al médico si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dificultad para respirar (llame al 911 o a otro servicio de emergencia si este problema es grave)

  • Dificultad para tragar que no mejora después de 2-3 horas

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o superior, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Ronquera que no mejora

  • Vómito o nauseas fuertes

  • Expulsión de sangre al toser o al vomitar

Seguimiento

Es probable que deba hacer una visita de control al médico al cabo de una semana aproximadamente. Durante esta visita, el médico hablará con usted sobre los resultados del procedimiento y de la biopsia, así como sobre los posibles tratamientos necesarios.

Riesgos y posibles complicaciones

Entre los riesgos de este procedimiento se encuentran los siguientes:

  • Sangrado

  • Infección

  • Hinchazón de la garganta

  • Problemas de la respiración

  • Vómito

  • Introducción de comida o líquidos en las vías respiratorias (aspiración)

  • Parálisis de las cuerdas vocales (poco frecuente)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.