Revisión de cicatrices: Z-plastia - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Revisión de cicatrices: Z-plastia

Una cicatriz es una marca que queda después de que una herida se ha cerrado. En algunos casos, la cirugía de revisión de cicatrices puede ayudar a mejorar el aspecto de una cicatriz o hacerla menos visible. Si el tejido cicatrizal está tenso y limita el movimiento de la piel, la cirugía de revisión puede mejorar el problema. La Z-plastia es una técnica de revisión de cicatrices. En esta hoja se explica este procedimiento y lo que usted puede esperar que ocurra.

Incisión cutánea de Z-plastia con flechas que muestran el movimiento de los colgajos.

Incisión cutánea de Z-plastia después de que los colgajos se han desplazado a su posición.

Preparativos para la operación

Prepárese para la operación tal como se lo hayan indicado. Además:

  • Informe a su médico de todos los medicamentos que toma, incluyendo los remedios a base de hierbas, suplementos y cualquier anticoagulante como Coumadin, Plavix o aspirina diaria. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes de la operación.

  • No coma ni beba nada, ni siquiera café, agua, chicle o mentas, durante las 8 horas anteriores a la operación o según le indique su cirujano. (Si le han indicado que tome medicamentos, trágueselos con un pequeño sorbo de agua.)

El día de la operación

Esta operación dura 1-3 horas. Quizás pueda regresar a casa el mismo día, o tal vez deba pasar 1 o más noches en el hospital.

Antes de que empiece la operación:

  • Le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o la mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • Le administrarán un medicamento (anestesia) para que usted no sienta ningún dolor durante la operación. Quizás le pongan sedación, un medicamento que lo relajará y le dará sueño. Le inyectarán anestesia local para dormirle las partes del cuerpo que se van a operar. En algunos casos se administra anestesia general, que induce un estado parecido al del sueño profundo a lo largo de la operación. Si le ponen anestesia general, podrían insertarle un tubo en la garganta para ayudarle a respirar. El anestesiólogo le explicará sus opciones.

Durante la operación:

  • Se practica una incisión con forma de Z a través del tejido cicatrizal y una parte de piel sana. Si la cicatriz era muy grande, podría practicarse más de una incisión con forma de Z.

  • La forma de Z crea colgajos puntiagudos de piel, que se disponen de un modo que divide la cicatriz y aminora la tensión de la piel. Una vez que los colgajos están en su sitio, las incisiones se cierran con suturas (puntos).

  • El sitio quirúrgico se cubre con un apósito.

Después de la operación

Lo trasladarán a una sala de recuperación donde se despertará de la anestesia. Quizás sienta sueño o náuseas. Si le pusieron un tubo respiratorio, es posible que tenga dolor de garganta al principio. Le darán medicamentos para controlar el dolor que tenga. Si la revisión se realizó en una zona grande, quizás tenga que permanecer en el hospital una o varias noches. Cuando esté listo para irse, lo darán de alta bajo la tutela de un familiar o amigo adulto que lo llevará a casa.

La recuperación en el hogar

Una vez en casa, siga las instrucciones que le hayan dado. Su médico le dirá cuándo puede reanudar sus actividades normales. Durante su recuperación:

  • Tome los medicamentos con receta exactamente de la forma indicada.

  • Si su médico se lo recomienda, aplíquese una bolsa de hielo envuelta en una toalla delgada para aliviar las molestias y controlar la hinchazón. Es importante que no se deje la compresa fría puesta por demasiado tiempo, ya que si lo hace su piel podría dañarse. Póngase la compresa sobre los apósitos durante un máximo de 10 minutos a la vez, luego quíteselo durante un mínimo de 20 minutos. Repita este procedimiento con la frecuencia necesaria durante las horas que pase despierta hasta que la hinchazón comience a mejorar.

  • Siga todas las instrucciones que le haya dado su médico sobre el cuidado de la incisión. Déjese puesto el apósito hasta que le digan que puede quitárselo o cambiarlo. Una vez que pueda cambiarse el apósito, hágalo cada 24 horas o con la frecuencia indicada; reemplácelo también si se moja o se ensucia. Lávese las manos antes de cambiarse el apósito.

  • Siga las recomendaciones de su médico respecto a ducharse. Evite nadar, bañarse en tina, sumergirse en una jacuzzi (tina de hidromasaje) y hacer cualquier otra actividad que cubra sus incisiones con agua hasta que su médico le dé permiso para hacerlas. No aplique lociones, cremas o pomadas a la zona hasta que esté completamente cicatrizada.

  • Evite que sus incisiones entren en contacto con suciedad o sudor. Si se le mojan las suturas, séqueselas con palmaditas. Cámbiese el apósito si se moja o ensucia.

  • Mantenga la piel hidratada y lubricada después de que se cicatrice. Aplíquese diariamente aceite mineral o una loción durante 3-4 meses, o según las recomendaciones de su médico.

  • Evite arrancarse las costras, porque ayudan a proteger la herida.

  • Evite exponer la zona quirúrgica al sol. Cúbrasela cuando salga al aire libre. Cuando su médico le diga que puede hacerlo, póngase protector solar en la zona.

  • Evite hacer cualquier ejercicio o movimiento que estire la piel reparada hasta que su médico le dé permiso. Consulte con su médico para averiguar el tipo de movimientos que puede hacer sin peligro y los que debe evitar durante su recuperación.

Llame al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F o más alta (o según le indique su médico)

  • Mayor malestar, dolor o sensibilidad al tacto al cabo de 24 horas

  • Aparición de una raya roja, mayor enrojecimiento o hinchazón de la zona quirúrgica

  • Secreción blancuzca, amarillenta o maloliente procedente de una incisión

  • Sangrado que no cesa al aplicar presión en la zona

  • Separación de los bordes de una incisión

Seguimiento

Tendrá citas de control con su médico para que observe cómo se está cicatrizando. Si usted tiene puntos que hay que retirar, se los quitarán durante una de estas citas. Además, su médico evaluará los resultados de su operación. Si tiene alguna pregunta o inquietud, consulte con el médico.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones son:

  • Infección

  • Sangrado

  • Hinchazón

  • Insatisfacción con el aspecto de la nueva cicatriz

  • Daños a los nervios y los vasos sanguíneos

  • Riesgos relacionados con la anestesia (que el anestesiólogo le explicará)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.