Cirugía de injerto de piel - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía de injerto de piel

Un injerto de piel consiste en el traslado de un trozo de piel sana de una parte del cuerpo a otra. Si tiene una herida grande, un injerto de piel puede ayudar a cerrarla y permitir que se cure. El injerto de piel puede usarse también para tratar una cicatriz (la marca dejada por una herida una vez que ha sanado). El injerto de piel puede mejorar el aspecto de la cicatriz haciéndola menos visible. Y si el tejido de la cicatriz está tenso y restringe el movimiento de la piel, un injerto de piel puede aliviar este problema. Esta hoja describe la cirugía de injerto de piel y lo que se puede esperar de ella.

Vista superior de un injerto de piel para reparar una herida.

Preparativos para la operación

Haga los preparativos para el procedimiento tal como le hayan indicado. Informe a su médico de todos los medicamentos que esté tomando, incluyendo los medicamentos sin receta, las hierbas medicinales y otros suplementos. Quizá tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes de la operación. Asimismo, siga las instrucciones que le hayan dado sobre el tiempo que debe estar sin comer ni beber antes de la cirugía.

Selección de la zona donante

Usted y su médico decidirán de qué lugar de su cuerpo se tomará el injerto. Esto se conoce como la zona donante. Un injerto de espesor parcial (es decir, las dos capas superiores de la piel) suele tomarse de la nalga o del muslo). Un injerto de espesor completo, que consiste en todas las capas de la piel, puede tomarse de la ingle o de otras zonas (su médico hablará con usted sobre las opciones disponibles). El tipo de injerto que usted necesita dependerá del tipo y ubicación de su herida o cicatriz.

El día de la operación

La cirugía dura 1-3 horas. Si el injerto es grande, es posible que deba pasar una o más noches en el hospital. Antes de que empiece la operación:

  • Le pondrán una sonda intravenosa en un brazo o en una mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • Le administrarán anestesia para que no sienta dolor durante la cirugía. Es posible que reciba sedación para que esté relajado y un poco somnoliento. En este caso se usa también anestesia local para insensibilizar las zonas que se van a operar. O es posible que le administren anestesia general, con lo cual usted estará profundamente dormido durante todo el procedimiento.

Durante la operación

  • Se elimina el tejido cicatricial de la zona que se va a reparar. Para ello, se hace una incisión alrededor de la cicatriz.

  • A continuación se toma de la zona donante un trozo de piel del tamaño y la forma necesarios para el injerto. Es posible que le hagan algunas cortadas diminutas en el injerto para prevenir la acumulación de líquido bajo el mismo durante el período de curación. Si se tomó un injerto de espesor completo, la zona donante se cierra con suturas. Si se tomó un injerto de espesor parcial, la zona donante puede dejarse abierta para que se cure por sí sola. En este caso se aplicará un apósito (vendaje) para prevenir la infección.

  • El injerto se coloca en la herida o en la zona de la cicatriz y a continuación se sutura a la piel a su alrededor. En ciertos casos se usa pegamento quirúrgico. Podrían suturarle un apósito sobre el injerto.

  • Una vez terminada la operación, la zona donante y la zona injertada se cubren con vendajes. Si el injerto se tomó de la pierna, es posible que le pongan una férula. Su médico podrá darle más información sobre lo que puede esperar de esta cirugía.

Después de la cirugía

Lo trasladarán a una sala de recuperación hasta que se despierte de la anestesia. Le darán medicamentos para aliviar el dolor. Si tiene que pasar la noche en el hospital, lo llevarán a una habitación. Cuando esté listo para regresar a casa, un familiar o amigo adulto deberá hacerse cargo de usted. Es posible que deba tener a alguien con usted en casa durante un par de días para ayudarle a cuidarse mientras empieza el proceso de curación.

La recuperación en el hogar

Una vez que esté en su casa, siga las instrucciones que le hayan dado. Es normal que haya algo de hinchazón, hematoma, enrojecimiento y malestar en la zona del injerto. Su médico le dirá cuándo puede reanudar sus actividades normales. Durante su recuperación:

  • Tome los medicamentos contra el dolor siguiendo las indicaciones del médico.

  • Siga todas las instrucciones que le hayan dado para cuidar la zona donante y la zona del injerto. Deje los vendajes puestos a menos que le indiquen que se los quite o que los cambie.

  • Si le indican que se cambie alguno de sus vendajes, hágalo cada 24 horas o según le indique su médico. Lávese las manos antes de cambiarse el vendaje.

  • Si el injerto fue de espesor parcial, recuerde que la herida abierta puede segregar líquido durante 2-3 días. Límpiela y cambie el apósito según le hayan indicado.

  • Mantenga las incisiones fuera del agua y evite que entren en contacto con suciedad o sudor. Siga las instrucciones que le hayan dado para bañarse o ducharse. Es posible que le indiquen que se lave con una esponja húmeda (en vez de bañarse o ducharse) hasta que el injerto se haya curado. Mientras se lava, cúbrase las heridas con una bolsa o envoltura de plástico para evitar que se mojen. Si las suturas se mojan, séquelas dando palmaditas suaves con una toalla (sin frotar). Cámbiese los vendajes si se mojan o se ensucian.

  • Cuando el médico se lo indique, una vez que se haya curado la piel del injerto, manténgala humedecida y lubricada. El injerto empieza a desarrollar nuevos vasos sanguíneos en 36 horas, pero carece de glándulas sebáceas y sudoríparas. Todos los días, durante 3-4 meses, aplique un aceite mineral o loción para restaurar la zona del injerto y la zona donante.

  • No se arranque las costras, ya que estas ayudan a proteger las heridas.

  • No exponga ninguno de los sitios quirúrgicos al sol. Cubra la zona donante y la zona injertada cuando salga al exterior. Cuando el médico le diga que puede hacerlo, use un filtro solar en las zonas afectadas.

  • Evite hacer ejercicio o movimientos que estiren la piel injertada durante 3-4 semanas. Según la ubicación de su injerto o de su zona donante, es posible que el médico le dé instrucciones especiales.

Cuándo debe llamar al médico

Asegúrese de tener el número de teléfono de su médico. Después de regresar a su casa, llame a ese número si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor en el pecho o dificultades para respirar (llame al 911 o a otro servicio de emergencia)

  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o superior, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Aumento de las molestias, el dolor o la sensibilidad después de 24 horas

  • Aparición de una raya roja, mayor enrojecimiento o hinchazón cerca de la herida

  • Secreción blanca, amarillenta o maloliente procedente de la herida

  • Sangrado que no cesa al aplicar presión

  • Abertura de los bordes de la incisión

Seguimiento

Durante sus visitas de control, el médico revisará si las zonas afectadas están sanando bien. En caso necesario, le quitará las suturas o las grapas. El médico observará los resultados de la cirugía. Consulte a su médico si tiene preguntas o inquietudes.

Riesgos y posibles complicaciones

Entre los riesgos de este procedimiento se encuentran los siguientes:

  • Infección en la zona del injerto o en la zona donante

  • Sangrado en la zona del injerto o en la zona donante

  • Hinchazón en la zona del injerto o en la zona donante

  • El aspecto de la piel no mejora en la zona del injerto (en el caso de una cicatriz)

  • La piel injertada es de color distinto a la piel que la rodea

  • Cambio en el aspecto de la piel en la zona del injerto

  • Daños a los nervios y a los vasos sanguíneos en la zona del injerto o en la zona donante

  • Pérdida parcial o total del injerto

  • Necesidad de procedimientos adicionales

  • Riesgos de la anestesia (su anestesiólogo hablará con usted sobre esto)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.