Extirpación quirúrgica de melanoma - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Extirpación quirúrgica de melanoma

El melanoma es un tipo de cáncer de la piel que suele aparecer en forma de verruga o mancha oscura en la piel. Ya que se disemina más rápido que otros tipos de cáncer de la piel, el melanoma puede ser mortal si se deja sin tratar.  Durante la operación se extirpa (saca) el tumor (zona que contiene las células cancerosas), lo que ayuda a impedir que el cáncer se propague hacia las capas más profundas de la piel y al resto del cuerpo. Si el cáncer se detecta temprano, hay altas probabilidades de curarlo.

Capas de piel con melanoma que muestran las líneas de las incisiones para extirpar el tumor.

Extirpación de los ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos son pequeñas masas de tejido que forman parte del sistema inmunitario del cuerpo. El ganglio centinela es el primer ganglio que recibe el drenaje linfático de un tumor, por lo que es el lugar que el cáncer podría invadir inicialmente. Según el espesor de su tumor, podría ser necesario extirparle el ganglio centinela o todos los ganglios linfáticos cercanos. Durante la operación de extirpación de un melanoma suele realizarse una prueba llamada biopsia del ganglio centinela. Esta prueba ayuda al médico a saber cuáles de los ganglios linfáticos debe extirpar. Si le van a hacer una biopsia del ganglio centinela, su médico podrá darle más información sobre lo que puede esperar.

Preparativos para la operación

Prepárese para la operación tal como se lo hayan indicado. Además:

  • Informe a su médico de todos los medicamentos que toma, incluyendo los remedios a base de hierbas, suplementos y cualquier anticoagulante como Coumadin, Plavix o aspirina diaria. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes de la operación. 

  • No coma ni beba nada, ni siquiera café, agua, chicle o mentas, durante las 8 horas anteriores a la operación o según le indique su cirujano. (Si le han indicado que tome medicamentos, trágueselos con un pequeño sorbo de agua.)

  • Si le van a hacer una biopsia del ganglio centinela, podrían ponerle una inyección de colorante inofensivo el día antes de la operación.

El día de la operación

La operación dura cerca de 2-3 horas. Usted puede regresar a su casa el mismo día.

Antes de que empiece la operación:

  • Le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o en una mano para administrarle líquidos y medicamentos.

  • Le pondrán un medicamento para que usted no sienta ningún dolor durante la operación. Una de las posibilidades es que le administren anestesia general, que le inducirá un estado parecido al del sueño profundo. (Podrían insertarle un tubo en la garganta para ayudarlo a respirar.) Otra posibilidad es que le administren sedación, que lo relajará y le dará sueño. Si le ponen sedación, le inyectarán anestesia local para dormirle la zona que se va a operar. El anestesiólogo le explicará sus opciones.

Durante la operación:

  • Si le van a hacer una biopsia del ganglio centinela, le inyectarán un colorante azul inofensivo que ayudará al médico a localizar los ganglios linfáticos adonde podría haberse propagado el cáncer.

  • Se realiza una incisión en el sitio del tumor. A continuación se extirpa el tumor junto con una zona de tejido normal a su alrededor, para garantizar que se eliminen las células cancerosas que puedan haberse diseminado a la piel circundante.

  • Podrían extirparse uno o varios de los ganglios linfáticos cercanos al tumor. Estos ganglios se analizan para ver si contienen células cancerosas (señal de que el cáncer se ha diseminado).

  • La incisión podría cerrarse con puntos (suturas) o grapas. En algunos casos puede ser necesario agregar un injerto o colgajo de piel para ayudar a cerrar el sitio. El injerto o colgajo puede provenir de su propio cuerpo o de un donante, o bien estar hecho de materiales sintéticos (artificiales). El médico le explicará los distintos tipos de injertos antes de la operación.

Después de la operación

Lo trasladarán a una sala donde se despertará de la anestesia. Quizás sienta sueño o náuseas. Si le pusieron un tubo respiratorio, es posible que tenga dolor de garganta al principio. Le darán medicamentos para controlar el dolor (analgésicos). Cuando llegue la hora de darle de alta del hospital, tenga a un familiar o a un amigo adulto listo para llevarlo a casa.

La recuperación en el hogar

Una vez en casa, siga las instrucciones que le hayan dado. Su médico le dirá cuándo puede reanudar sus actividades normales. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Tome todos sus medicamentos de la forma indicada.

  • Cuídese la incisión según las instrucciones.

  • Evite levantar objetos pesados o hacer actividades enérgicas, según las indicaciones.

  • Evite manejar un automóvil hasta que el médico le diga que puede hacerlo. No maneje vehículos si está tomando medicamentos que le producen sueño o modorra.

  • Siga las recomendaciones de su médico respecto a ducharse. Evite nadar, bañarse en tina, sumergirse en una jacuzzi (tina de hidromasaje) y hacer cualquier otra actividad que cubra su incisión con agua hasta que su médico le dé permiso para hacerlas.

Llame al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor de pecho o dificultades para respirar (llame al 911 u otro servicio de emergencia)

  • Fiebre de 100.4°F o más alta (o según le indique su médico)

  • Escalofríos

  • Señales de infección en uno de los sitios de las incisiones, como mayor enrojecimiento o hinchazón, sensación de calor, empeoramiento del dolor o secreción maloliente

  • Dolor que no puede controlarse con analgésicos

Seguimiento

Tendrá citas de control con su médico para que observe cómo se está cicatrizando. Si es necesario, le quitarán los puntos o las grapas en una de estas citas. Además, usted y su médico pueden hablar de cualquier otro tratamientos que necesite.

Algunos de los riesgos y posibles complicaciones son:

  • Sangrado

  • Infección

  • Formación de cicatrices en el sitio quirúrgico

  • Problemas con el injerto de piel (si se usó)

  • Imposibilidad de extirpar todo el cáncer, lo que podría requerir más tratamientos

  • Riesgos relacionados con la anestesia (que el anestesiólogo le explicará)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.