Trombocitopenia - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Trombocitopenia

La trombocitopenia ocurre cuando existe un nivel anormalmente bajo de plaquetas en la sangre. Las plaquetas (llamadas también trombocitos) son células sanguíneas necesarias para la coagulación de la sangre, a fin de controlar el sangrado en una cortada o una herida. La trombocitopenia puede ser leve o grave, según cuál sea el nivel de plaquetas en la sangre. La trombocitopenia grave aumenta el riesgo de hematomas (moretones) y sangrado. Su médico podrá darle más información sobre su enfermedad y si necesita ser tratada.

Corte transversal de un vaso sanguíneo con cantidades normales de glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos en el plasma. Abajo se ve otro corte transversal de un vaso sanguíneo con trombocitopenia: la cantidad de glóbulos rojos y blancos es normal, pero las plaquetas son demasiado escasas.

Causas de la trombocitopenia

Las plaquetas y otras células sanguíneas se producen en la médula ósea (la parte blanda y esponjosa del interior de los huesos). La trombocitopenia puede ocurrir cuando:

  • La médula ósea no produce suficientes plaquetas.

  • El organismo destruye las plaquetas a un ritmo más rápido del que son producidas en la médula ósea.

  • Las plaquetas se quedan atrapadas en el bazo cuando este está agrandado.

Estos problemas pueden ocurrir por muchas causas, entre ellas las siguientes:

  • Ciertos trastornos que afectan la manera en que se producen las plaquetas en la médula ósea, como anemia aplásica, leucemia y linfoma.

  • Ciertos medicamentos, como algunos tipos de antibióticos, anticonvulsivos y fármacos para quimioterapia

  • Ciertas infecciones virales, como la varicela, el VIH y el virus de Epstein-Barr

  • Ciertos trastornos autoinmunes, como el lupus y la púrpura trombocitopénica autoinmune.

  • Ciertos trastornos que causan un agrandamiento del bazo, como la cirrosis y el cáncer

  • Consumo excesivo de alcohol

  • Embarazo

Síntomas de la trombocitopenia

Algunos síntomas posibles son:

  • Hematomas (moretones) o sangrado graves

  • Pequeñas manchas rojas o moradas (petequias) en la piel

  • Sangrado en las encías

  • Hemorragias nasales

  • Sangrado de una herida que se detiene y vuelve a comenzar

  • Sangre en la orina o en las heces

  • En las mujeres, sangrado menstrual muy abundante

Diagnóstico de la trombocitopenia

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y sus antecedentes de salud. También le harán un examen y ciertas pruebas para confirmar el problema, entre ellas las siguientes:

  • Un hemograma completo. En esta prueba se hace un recuento de los diferentes tipos de células sanguíneas, entre ellas las plaquetas (recuento de plaquetas).

  • Un frotis sanguíneo. En esta prueba se examinan los distintos tipos de células sanguíneas. Se extiende una muestra de sangre sobre un portamuestras de vidrio y se examina al microscopio usando una mancha para poder ver las células.

  • Aspiración y biopsia de la médula ósea. Esta prueba sirve para detectar problemas en la producción de células sanguíneas en la médula ósea. Se usa una aguja para extraer una muestra de la médula ósea del hueso de la cadera, y se envía a un laboratorio para analizarla.

Tratamiento de la trombocitopenia

A menudo no se necesita tratamiento para la trombocitopenia. El médico vigilará sus síntomas para ver si mejoran. También se harán análisis de sangre para comprobar si el recuento de plaquetas se normaliza por sí solo. Si es necesario un tratamiento, éste puede consistir en:

  • Tratamiento de la causa subyacente. Si la causa es un medicamento, podría dejar de tomarse o sustituirse por otro.

  • Transfusiones de plaquetas. Estas transfusiones ayudan a aumentar el número de plaquetas sanas.

  • Transfusiones de sangre. Estas transfusiones sirven para tratar la pérdida de sangre que pueda haber ocurrido a consecuencia del bajo número de plaquetas.

  • Medicamentos. Pueden recetarse medicamentos para prevenir la destrucción de las plaquetas y para ayudar a la médula ósea en la producción de plaquetas.

  • Cirugía de extirpación del bazo. El bazo ayuda a filtrar la sangre y almacena algunas células sanguíneas, entre ellas las plaquetas. Si el bazo está agrandado, puede almacenar demasiadas plaquetas, con lo que el número de plaquetas en la sangre será demasiado alto. Aunque este procedimiento se hace con menos frecuencia, la extracción del bazo puede ayudar a tratar la trombocitopenia en ciertos casos.

Recuperación y visitas de control

La trombocitopenia puede ser un problema agudo de corto plazo sin efectos de larga duración, o bien puede ser un problema permanente (crónico). Si su trastorno es crónico, podría requerir tratamientos específicos para controlarlo. También podría ser necesario que tome ciertas precauciones todos los días para reducir el riesgo de sangrado. Por ejemplo, tal vez le indiquen que limite las actividades que aumentan al riesgo de lesiones, o que evite beber alcohol y tomar ciertos medicamentos como aspirina e ibuprofeno, ya que pueden agravar los síntomas. Además, deberá conocer y los síntomas de sangrado y estar atento a su aparición. Estos síntomas se describen en más detalle en el cuadro a continuación.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Sangrado abundante que no cesa (llame al 911) 

  • Señales de posible hemorragia cerebral, como dolor de cabeza intenso, mareo, dificultad para mantener el equilibrio y la coordinación, caminar de forma extraña, pérdida de memoria y confusión (llame al 911)

  • Hematomas (moretones) que se extienden o empeoran

  • Aumento del número de pequeñas manchas rojas o moradas (petequias) en la piel

  • Sangre en la orina

  • Heces de color muy oscuro o negruzco, o manchadas de sangre

  • Vómito con sangre

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.