Chequeo del bebé sano: 9 meses - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Chequeo del bebé sano: 9 meses

En el chequeo de los 9 meses, el proveedor de atención médica examinará al bebé y le hará a usted preguntas sobre cómo van las cosas en casa. En esta hoja se describen algunas de las cosas que puede esperar. Bebé sentado en una silla alta con vaso con caña y tratando de alcanzar bocados de alimento.

Desarrollo e hitos

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre su bebé y observará al niño para hacerse una idea de su desarrollo. Para el momento de esta cita, es probable que su bebé esté haciendo algunas de las cosas siguientes:

  • Se sienta sin apoyo

  • Trata de alimentarse sin ayuda

  • Mueve objetos de una mano a la otra

  • Busca un juguete si lo deja caer

  • Voltea la cabeza cuando escucha la voz de su mamá o papá

  • Comienza a gatear o caminar en cuatro patas

  • Saluda con las manos y aplaude

  • Empieza a moverse mientras se apoya en el sofá u otros muebles (esto se denomina “salir de expedición”)

  • Se angustia cuando se separa de sus padres, o se pone nervioso cerca de personas desconocidas

Consejos para la alimentación

Un bebé de 9 meses puede comer trocitos de comida con las manos, así como cereal de arroz y alimentos blandos (lea el cuadro de más abajo). Su ritmo de crecimiento podría ser más lento y quizás parezca que está más delgado y tiene menos grasa; esto es normal y no significa que el bebé no esté comiendo lo suficiente. Además, quizás comiencen a salirle dientes. Si tiene preguntas sobre la salida de los dientes, consulte al proveedor de atención médica. Para ayudar a su bebé a comer bien:

  • No lo obligue a comer cuando esté lleno. Cuando lo alimente, usted sabrá que el bebé está lleno si come más lentamente o rechaza la cuchara.

  • El bebé debe comer alimentos sólidos 3 veces al día y tomar leche materna o fórmula 4-5 veces diarias. A medida que el bebé coma más sólidos, necesitará cada vez menos leche materna o fórmula; para el momento en que cumpla 12 meses, la mayor parte de la nutrición del bebé provendrá de alimentos sólidos.

  • Comience a darle agua en una taza a prueba de derrames (sippy cup), que tiene mangos y una tapa. Aunque la taza aún no sustituye al biberón, esta es una buena etapa para introducirla.

  • Aún no le dé leche de vaca a su bebé. Puede comer otros productos lácteos como yogur y queso enteros (es decir, no descremados ni con poca grasa).

  • Sea consciente de que los bebés menores de 12 meses no deben comer ciertos alimentos como pescado, mariscos, nueces, mantequilla de cacahuate (maní), fresas, frambuesas y claras de huevo (pero sí pueden comer las yemas). Si tiene alguna duda, hable con el proveedor de atención médica.

  • No le dé miel a un niño menor de 12 meses de edad.

  • Pregúntele al proveedor de atención médica si su bebé necesita suplementos de flúor.

Consejos para la higiene

  • Si nota cambios repentinos en las heces del bebé o en la frecuencia con que evacúa u orina, informe al proveedor de atención médica.

  • Pregúntele al proveedor de atención médica cuándo debe llevar al bebé al dentista por primera vez.

Consejos para el sueño

A los 9 meses, su bebé pasará la mayor parte del día despierto y probablemente dormirá una o dos siestas diarias, por un total de 1-3 horas al día. El bebé debería dormir unas 8-10 horas de noche. Si su bebé duerme más o menos que esto pero parece estar bien de salud, no se preocupe. Para ayudar a su bebé a dormir:

  • Acostúmbrelo a hacer las mismas cosas todas las noches antes de acostarse. Tener una rutina para la hora de acostarse ayudará al bebé a aprender cuándo ha llegado el momento de irse a dormir. Por ejemplo, puede tener una rutina que comienza con darle un baño, luego alimentarlo y por último acostarlo a dormir. Escoja una hora para acostar al bebé y procure cumplirla todas las noches.

  • No acueste a dormir a su hijo con ninguna bebida que no sea agua.

  • Sea consciente de que incluso los bebés que duermen bien podrían comenzar a tener problemas del sueño a esta edad. Está bien que acueste al bebé cuando está despierto y deje que llore en su cuna hasta que se duerma. Pídale a su proveedor de atención médica que le dé otras recomendaciones.

Consejos para la seguridad

A medida que su bebé se vaya haciendo más móvil, es indispensable que lo supervise activamente. Sepa siempre lo que está haciendo su bebé; puede ocurrir un accidente en una fracción de segundo. Para proteger la seguridad del bebé: 

  • Si aún no lo ha hecho, convierta su hogar en un lugar a prueba de niños. Si su bebé se levanta agarrándose de los muebles o “sale de expedición” (se desplaza mientras se sujeta a los objetos), asegúrese de que los artículos grandes como los armarios y televisores estén sujetados al suelo; de lo contrario le podrían caer encima al niño. Aleje cualquier objeto que pueda lastimar al bebé, de modo que esté fuera de su alcance. Sea consciente de artículos como manteles y cables, que el bebé podría jalar. Haga una revisión de seguridad de cualquier zona en la que su bebé pase tiempo.

  • No deje que su bebé agarre nada que sea lo suficientemente pequeño como para atragantarlo, como juguetes, alimentos sólidos y objetos que el niño encuentre en el suelo mientras gatea. Como regla general, un objeto lo suficientemente pequeño como para caber en un tubo de papel higiénico puede atragantar a su bebé.

  • No deje al bebé sobre una superficie alta como una mesa, una cama o un sofá, porque podría caerse y lastimarse; esto es aún más probable una vez que el bebé sepa voltearse o gatear.

  • En el automóvil, el bebé todavía debe estar una silla infantil orientada hacia atrás y afianzada al asiento trasero de acuerdo a las instrucciones del fabricante del auto. (Nota: Muchas sillas infantiles para automóvil están diseñadas para bebés que miden menos de 28 pulgadas de largo.  Si su bebé ha crecido al punto de que no cabe en su silla infantil, cambie a una silla transformable más grande.)

  • Guarde este teléfono del centro de control de envenenamientos en un lugar fácil de ver, como pegado al refrigerador: 800-222-1222.

Vacunas

Según las recomendaciones de la American Association of Pediatrics, en esta cita su bebé podría recibir las siguientes vacunas:

  • Hepatitis B

  • Gripe (flu)

Haga de los bocaditos toda una comida

A los 9 meses, es probable que su bebé lleve ya varios meses comiendo alimentos sólidos. Si aún no lo ha hecho, este es el momento de comenzar a ofrecerle bocaditos de alimentos que el bebé puede agarrar con las manos y comer sin ayuda. (¡Siempre debe supervisarlo!) Cualquier comida puede convertirse en bocadito para comer con las manos, siempre y cuando lo corte en trozos pequeños. Siga estos consejos:

  • Pruebe con trozos de frutas y verduras blandas, como bananas, duraznos o aguacates.

  • Dele al bebé un puñado de cereal sin azúcar o unos cuantos trocitos de macarrones cocidos.

  • Corte queso o pan blando en pequeños cubitos. 

  • Cueza las verduras crujientes, como las zanahorias, para ablandarlas.

  • Evite los alimentos que podrían atragantar a un bebé. Esto sucede comúnmente con alimentos que tienen el tamaño o la forma de la garganta del bebé, como segmentos de hotdogs y salchichas, caramelos duros, nueces, verduras crudas y uvas enteras. Pregúntele al proveedor de atención médica qué otros alimentos debe evitar.

  • Asigne un espacio regular para que el bebé coma con el resto de la familia en su silla alta, como por ejemplo una esquina de la cocina o un espacio en la mesa del comedor. Ofrézcale trozos cortados de los mismos alimentos que come el resto de la familia (según corresponda). 

  • Si tiene preguntas sobre los tipos de alimentos que puede servir o qué tan pequeños deben ser los trocitos, consulte con el proveedor de atención médica.

 

Próximo chequeo: _______________________________

 

NOTAS DE LOS PADRES:

 

 

 

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.