Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Colitis isquémica

La colitis isquémica ocurre cuando hay una reducción o bloqueo del flujo sanguíneo al colon. Los síntomas más comunes son la diarrea con sangre y el dolor abdominal intenso. También puede producir vómito, fiebre y desmayos. La diarrea puede producir deshidratación grave (pérdida rápida de los líquidos que el organismo necesita para funcionar). La colitis isquémica debe tratarse de inmediato debido al dolor intenso que produce y al riesgo de deshidratación.

Vista frontal de un colon que muestra las arterias que lo irrigan.

Causas de la colitis isquémica 

Las causas de la reducción o bloqueo del flujo sanguíneo al colon no se conocen bien. En algunos casos, un descenso repentino de la presión arterial puede provocar un episodio de colitis isquémica. La colitis isquémica es más probable en personas con problemas de coagulación o trastornos cardiovasculares.

Diagnóstico de la colitis isquémica

La presencia de dolor abdominal intenso y de diarrea con sangre es a menudo suficiente para diagnosticar colitis isquémica. Una vez tratados estos síntomas, es probable que le hagan una prueba llamada colonoscopia para confirmar que no haya otros problemas del colon. En esta prueba se introduce por el recto un endoscopio delgado y flexible, provisto de una luz y una cámara en su extremo, que transmite imágenes del interior del colon a una pantalla de video. Durante esta prueba podría tomarse una pequeña muestra de tejido (biopsia) del colon para analizarla en un laboratorio.

Tratamiento de la colitis isquémica

Los episodios de colitis isquémica se tratan en el hospital, donde podría ser necesario que permanezca durante varios días.

  • Le pondrán una sonda intravenosa en el brazo o en la mano, a través de la cual le suministrarán líquidos para tratar la deshidratación, así como medicamentos contra el dolor si los necesita.

  • También es posible que le administren antibióticos (medicamentos para tratar infecciones) a través de la sonda intravenosa.

  • Para darle reposo al intestino, usted no podrá comer ni beber durante algunos días, por lo que recibirá alimentación a través de la sonda intravenosa.

  • Si perdió mucha sangre durante el episodio de colitis, es posible que le hagan una transfusión.

  • En ocasiones poco frecuentes, un episodio de colitis isquémica puede causar daños al colon, en cuyo caso podría ser necesaria una operación para quitar la sección dañada. Su proveedor de atención médica puede darle más información si esta operación es necesaria.

Visitas de control

Mientras esté en tratamiento, su médico trabajará para encontrar la causa de su colitis isquémica. Después de que se recupere, es posible que tenga que hacer cambios de estilo de vida, tales como dejar de fumar o tomar medicamentos para disminuir el riesgo de otro episodio. Si vuelve a tener síntomas, llame al 911 o a los servicios de emergencia, o bien vaya directamente a la sala de emergencias de un hospital.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.