Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Absceso dental

Un absceso es una acumulación de pus. Un absceso dental se forma cuando un diente o el tejido que lo rodea se infectan con bacterias, que pueden ingresar al diente a través de una cavidad o fisura. También es posible que se infecte el tejido de la encía o el hueso que rodea al diente. Si el absceso no se trata, puede perderse el diente y la infección extenderse incluso a otras partes del cuerpo y resultar mortal.

Corte transversal de dos dientes en la mandíbula. Dentro de la raíz de un diente saludable, hay un espacio que contiene los vasos sanguíneos y los nervios. Una caries en el extremo de un diente enfermo causó una infección en su interior. Se formó un absceso en la base de la raíz del diente y en el hueso junto a la raíz infectada.

Los síntomas de un absceso dental incluyen:

  • Dolor de dientes (o muelas), casi siempre fuerte

  • Dolor de dientes (o muelas) por contacto con el calor o el frío, o por presión

  • Dolor en las encías, los pómulos o la mandíbula

  • Mal aliento o sabor amargo en la boca

  • Dificultad para tragar o abrir la boca

  • Fiebre

  • Inflamación de los ganglios del cuello

Diagnóstico del absceso dental

Para diagnosticar un absceso se deben examinar los dientes y las encías. Se le informará si es necesario realizar algunas pruebas, como radiografías dentales.

Tratamiento del absceso dental

Los tratamientos de un absceso dental pueden incluir:

  • Medicamentos antibióticos para tratar la infección.

  • Analgésicos para calmar el dolor y sentirse mejor. Usted puede tomar los medicamentos que le receta su médico o analgésicos de venta libre, como el acetaminofén o el ibuprofeno.

  • Gárgaras con agua salada tibia para aliviar el malestar y ayudar a eliminar el pus.

  • Cirugía del conducto radicular, si es necesaria para salvar el diente. Mediante este procedimiento, se extrae la parte infectada del diente y luego se llena el espacio vacío con una sustancia especial.

  • Drenaje del absceso, si es necesario. Se realizan incisiones a fin de eliminar del diente el tejido infectado.

  • Extracción del diente en casos de infección grave que no se pueden tratar de otra forma.

Si la infección es grave, si se ha extendido a otras partes del cuerpo o si no mejora con el tratamiento, tal vez usted deba internarse en un hospital.

Cuándo debe llamar al dentista

Llame de inmediato a su dentista si tiene alguno de estos síntomas:

  • 100.4°F (38°C) o más de fiebre

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, supuración o hinchazón en la zona afectada

  • Hinchazón del rostro o la mandíbula

  • Dolor que no se puede calmar con medicamentos

Prevención del absceso dental

Para prevenir la formación de abscesos, mantenga sus dientes limpios y sanos. Cepíllelos dos veces al día y use hilo dental por lo menos una vez al día. Visite a su dentista periódicamente para que le haga una limpieza de los dientes y trate de no consumir alimentos con azúcar ni bebidas que puedan dañarlos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.