Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Hiperemesis gravídica (náuseas matutinas fuertes)

Las náuseas y los vómitos son comunes durante el embarazo y generalmente se los conoce como “náuseas matutinas”, pero pueden presentarse en cualquier momento del día. Sin embargo, las náuseas y los vómitos fuertes que no se alivian no son normales y pueden derivar en deshidratación y pérdida de peso. Esto puede ser peligroso tanto para la madre como para el bebé. La hiperemesis gravídica (hiperemesis gravidarum o HEG) es un término médico que designa a los vómitos y las náuseas intensos del embarazo. Si usted tiene hiperemesis gravídica, su proveedor de atención médica puede tomar medidas para manterlos a usted y a su bebé seguros. Además, también puede ayudar a aliviar lo síntomas. 

Una embarazada bebe un baso de agua.

Síntomas de la hiperemesis gravídica

Llame a su médico de inmediato si sospecha que tiene hiperemesis gravídica: Los síntomas incluyen:

  • Incapacidad de mantener los líquidos en el estómago

  • Náuseas intensas y que duran más allá de los primeros meses

  • Incapacidad de vaciar la vejiga 

  • La orina es oscura y concentrada 

  • Desmayos

¿Qué causa la hiperemesis gravídica?

Se cree que las náuseas y los vómitos del embarazo se deben a un aumento de ciertos niveles de hormonas. No se conoce a ciencia cierta qué la causa, pero es más probable que se presente en mujeres que están gestando dos o más bebés. Su proveedor de atención médica le solicitará algunas pruebas para descartar ciertas afecciones que pueden provocar náuseas y vómitos intensos.

Cómo aliviar las náuseas matutinas

Para ayudar a combatir las náuseas, haga comidas más pequeñas con frecuencia. Esto ayuda a evitar que el estómago quede vacío, lo que puede empeorar las náuseas. Elija alimentos secos, por ejemplo, galletas. Pruebe tomando líquidos fríos y claros de a sorbos. Y consulte a su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de tomar vitamina B6 o jengibre para ayudar a aliviar las náuseas. En algunos casos, los tratamientos alternativos como la acupuntura son efectivos para ayudar a manejar las náuseas del embarazo.

El tratamiento de la hiperemesis gravídica

Apunta a aliviar los síntomas y a prevenir la pérdida de peso y la deshidratación. Si usted está deshidratada o está bajando de peso, es necesario tomar medidas para protegerla a usted y proteger a su bebé. Lo más probable es que la ingresen en un hospital por lo menos por un período breve. Es posible que allí le administren líquidos intravenosos (IV) para rehidratarla. También es posible que le receten medicamentos para aliviar las náuseas. En los casos muy graves, puede ser necesaria una hospitalización más larga. En ese caso se podría usar nutrición IV o alimentación por sonda. Si esto es necesario, su proveedor de atención médica le dará más información.

Recuperación y seguimiento

La hiperemesis gravídica se puede manejar con tratamiento. Haga los controles con su proveedor de atención médica para asegurarse de no devolver los líquidos y de subir de peso en un grado saludable.

Llame a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Señales de deshidratación, que incluyen sed extrema, dolor de cabeza, poca cantidad de orina, orina muy oscura o boca seca y pegajosa.

  • Pérdida de peso

  • Mareos o desmayos

  • Latidos fuertes o acelerados

  • Sangre en su vómito

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.