Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Extracción de la sonda Foley

Su proveedor de atención médica le ha dicho que se quite la sonda Foley. Esta sonda consiste en un tubo delgado y flexible a través del cual se vacía la orina de la vejiga hacia una bolsa. Es importante seguir una técnica correcta para quitar la sonda a fin de prevenir las infecciones y otras complicaciones. Si tiene preguntas sobre cómo quitar la sonda Foley, consulte con su proveedor de atención médica antes de intentar hacerlo, o bien siga las instrucciones que se dan en esta hoja.

Sonda Foley

Contorno de una figura humana que muestra la vejiga con una sonda insertada a través de la uretra. Un globo lleno de agua en el extremo de la sonda dentro de la vejiga la mantiene en su lugar. La sonda está conectada a una bolsa que se encuentra atada a la parte superior de la pierna. La bolsa tiene un puerto para el globo, donde se conecta la sonda. Primer plano del puerto para el globo con una jeringa insertada.

La sonda Foley se mantiene en su lugar con un pequeño balón lleno de agua. Para quitar la sonda, es necesario vaciar primero el agua del balón mediante una jeringa que se introduce en el puerto para el balón, es decir en la abertura de la sonda que no está conectada a la bolsa y permite acceso al balón. 

Instrucciones para quitar la sonda

Siga cuidadosamente estas instrucciones. Nota: Si la sonda no sale tirando suavemente de ella, detenga el procedimiento y llame de inmediato a su proveedor de atención médica.

  • Si hay orina en la bolsa, vacíela.

  • Lávese las manos con agua tibia y jabón; luego séqueselas bien.

  • Reúna los materiales que va a necesitar: una jeringa, un cubo de basura y una toalla.

  • Introduzca la jeringa en el puerto para el balón ubicado en la sonda. La jeringa debe quedar bien ajustada en el puerto empujándola firmemente y haciéndola girar. 

  • Espere hasta que el agua del balón se vacíe en la jeringa. 

  • Una vez que el balón esté vacío, tire suavemente de la sonda para sacarla. 

  • Tire la sonda usada y la jeringa a la basura.

  • Si ha derramado algo de agua u orina, límpiela con una toalla.

  • Lávese las manos otra vez.

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si:

  • Tiene fiebre de 100.4°F o más alta.

  • Tiene preguntas acerca de cómo quitar la sonda.

  • La sonda no sale tirando suavemente de ella.

  • Es incapaz de orinar durante 8 horas después de haber quitado la sonda.

  • Tiene el abdomen hinchado o adolorido.

  • Tiene ardor al orinar que dura más de 24 horas.

  • Observa que hay mucha sangre en la orina (el sangrado ligero durante 24 horas es normal).

  • Siente que la vejiga no se le vacía.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.