Pericarditis - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Pericarditis 

El pericardio es un tejido delgado en forma de saco que rodea el corazón. La pericarditis consiste en la inflamación de este tejido. Este problema puede ser leve y durar sólo unos días, o bien puede ser más grave y dar lugar a complicaciones serias. En esta hoja se da más información acerca de la pericarditis y se explica también el diagnóstico y tratamiento de este trastorno.

La pericarditis

Contorno de un torso humano, donde se ve el corazón entre los pulmones. El pericardio es el tejido delgado que rodea el corazón. Primer plano de un corte transversal del corazón, donde puede verse la pared del corazón. Dos capas de pericardio con líquido entre ellas, encima de la pared del corazón. Capas del pericardio, inflamadas.

El pericardio ayuda a proteger el corazón de las infecciones. Consiste en dos capas delgadas de tejido con una pequeña cantidad de líquido entre ellas. Cuando estas capas se inflaman, pueden frotarse contra el corazón y producir dolor en el pecho. La pericarditis ocurre más a menudo después de una infección respiratoria. Puede ocurrir en personas de todas las edades, pero es más común en los hombres entre los 20 y 50 años de edad.

Síntomas de la pericarditis

La pericarditis puede ser aguda o crónica. La pericarditis aguda suele ocurrir de repente y puede durar sólo unos días o hasta 3 semanas. La pericarditis crónica se desarrolla con el tiempo y dura más de 3 meses. Los síntomas pueden ser de dos tipos.

  • Entre los síntomas de la pericarditis aguda se encuentran los siguientes: 

    • Dolor agudo en el centro o en la parte izquierda del pecho

    • Fiebre

    • Debilidad

    • Dificultad para respirar

    • Palpitaciones

    • Tos

  • Entre los síntomas de la pericarditis crónica se encuentran los siguientes: 

    • Cansancio

    • Tos

    • Falta de aire

    • Hinchazón en el estómago y en las piernas (en casos graves)

    • Baja presión arterial (en casos graves)

El dolor de pecho puede empeorar al acostarse o con la respiración profunda y mejorar al estar sentado e inclinado hacia adelante.

El dolor de pecho puede no estar presente con la pericarditis crónica.

Causas de la pericarditis

En muchos casos se desconoce la causa de este problema, lo que se conoce a veces como pericarditis idiopática. 

Las siguientes causas posibles pueden ser responsables de la pericarditis aguda o crónica:

  • Infección viral (común, especialmente después de una infección respiratoria viral)

  • Infección bacteriana o por hongos

  • Enfermedades autoinmunes, como esclerodermia y lupus

  • Recuperación de un ataque cardíaco

  • Lesión o cirugía en el pecho, el esófago o el corazón

  • Radioterapia en el pecho

  • Ciertos tipos de cáncer

  • VIH/SIDA

  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario

Diagnóstico de la pericarditis

El médico le hará preguntas para determinar su historia clínica y le pedirá que describa sus síntomas. Durante el examen, el médico le auscultará el corazón para determinar si hay ciertos ruidos específicos (frotamiento del pericardio) y le hará algunas pruebas, entre ellas las siguientes: 

  • Electrocardiograma (ECG o EKG). Esta prueba registra la actividad eléctrica del corazón. Durante el ECG le colocarán en el pecho, los brazos y las piernas unas pequeñas almohadillas (electrodos) conectadas mediante alambres a una máquina que registra los impulsos eléctricos del corazón. 

  • Pruebas de laboratorio. Es posible que le tomen muestras de sangre o de líquido del pericardio para analizarlas en un laboratorio. Estas pruebas ayudan a determinar la causa de la pericarditis.

  • Pruebas con imágenes del corazón o del pecho. Estas pruebas pueden consistir en radiografías, resonancia magnética y tomografía computarizada, para crear imágenes del corazón y del interior del pecho. En la resonancia magnética (RM) se utilizan imanes y ondas de radio. En la tomografía computarizada (TC) se utilizan radiografías y una computadora.

  • Ecocardiograma. Esta prueba crea una imagen dinámica del corazón. Durante el ecocardiograma se desliza sobre el pecho una sonda de ecografía que emite ondas sonoras inofensivas. La imagen resultante muestra el tamaño y forma del corazón y su funcionamiento. También muestra si se ha acumulado líquido alrededor de su corazón.

  • Gammagrafía con radionúclido (medicina nuclear). Esta prueba crea una imagen que muestra la estructura del corazón y su funcionamiento. Se introduce (por vía intravenosa u oral) una sustancia ligeramente radiactiva que se acumula en el corazón, donde emite rayos gamma (similares a los rayos X). Una cámara especial toma imágenes de los rayos gamma.

Tratamiento de la pericarditis

El tipo de tratamiento dependerá de la gravedad del problema, y puede tratar los síntomas de la pericarditis, su causa o las complicaciones que pueda producir.

  • Tratamiento de los síntomas. Para los síntomas leves, es posible que el único tratamiento necesario sea el descanso. Para aliviar el dolor y la inflamación podrían recetarle medicamentos como aspirina o ibuprofeno. Si el dolor es intenso, es posible que le receten un antiinflamatorio fuerte llamado colchicina. 

  • Tratamiento de las causas, si se conoce. Por ejemplo, es posible que le receten antibióticos si se trata de una infección bacteriana. 

  • Tratamiento de las complicaciones. Tanto la pericarditis aguda como crónica puede dar lugar a complicaciones graves pero poco frecuentes, entre ellas las siguientes:

  • Taponamiento cardíaco. La acumulación de líquido entre las capas del pericardio puede impedir el funcionamiento correcto del corazón. Para tratar este problema se introduce una aguja en el pecho y entre las paredes del pericardio para extraer el exceso de líquido.

  • Pericarditis constrictiva. Con el tiempo se forma tejido cicatricial en el pericardio. Este tejido impide el funcionamiento correcto del corazón ya que no le permite expandirse suficientemente al latir. El único tratamiento es la cirugía para eliminar el pericardio. 

Cuándo debe llamar al médico

Asegúrese de llamar al médico si nota cualquier síntoma de pericarditis. Esto es especialmente importante si tiene dolor en el pecho. Sin tratamiento, este problema puede poner en peligro su vida.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.