Embolia pulmonar - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Embolia pulmonar

Su proveedor de atención médica le ha diagnosticado una embolia pulmonar (EP). Esto significa que corre un riesgo mayor de tener un problema grave de salud, como insuficiencia cardíaca o pulmonar, o incluso muerte. Siga leyendo para obtener más información sobre la embolia pulmonar y su tratamiento.

¿En qué consiste la embolia pulmonar?

Contorno de un torso humano donde pueden verse el corazón, los pulmones y las venas principales. Puede verse un coágulo sanguíneo en la vena de la pierna con una flecha que lo muestra viajando por la vena hacia el pulmón donde causa una embolia pulmonar.

La embolia pulmonar ocurre cuando se forma un coágulo en una vena y éste se desplaza por la sangre hasta entrar en los pulmones, donde se queda atascado y obstruye la circulación de la sangre. Esto obliga al corazón y a los pulmones a hacer más esfuerzo para enviar sangre oxigenada al resto del cuerpo, lo cual, en los casos más graves, puede llegar a impedir su funcionamiento. La causa más común de embolia pulmonar es un trastorno conocido como trombosis venosa profunda (DVT por sus iniciales en inglés). La trombosis venosa profunda ocurre cuando se forma un coágulo en una vena, a menudo en la parte inferior de la pierna. El coágulo puede desplazarse a otro lugar, por ejemplo a un pulmón, y causar obstrucción del flujo sanguíneo y otros problemas. Algunas de las causas de la trombosis venosa profunda pueden ser las coagulopatías (trastornos relacionados con la coagulación de la sangre) o permanecer en la cama durante un largo período. 

¿Cómo se diagnostica la embolia pulmonar?

Su proveedor de atención médica le hará un examen y le preguntará sobre sus antecedentes de salud. También es posible que le hagan una o más de las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre (le tomarán muestras de sangre).

  • Pruebas con imágenes, en las que se toman imágenes detalladas del interior de su cuerpo. Estas pruebas pueden consistir en radiografías, tomografía computarizada (CT por sus iniciales en inglés), exploración pulmonar y ecografía.

  • Electrocardiografía (ECG o EKG) para evaluar el funcionamiento del corazón.

¿Cómo se trata la embolia pulmonar?

  • Medicamentos. Suelen darse medicamentos llamados anticoagulantes para tratar la embolia pulmonar. Estos medicamentos ayudan a prevenir la formación de coágulos adicionales. Algunos medicamentos también pueden prevenir el agrandamiento de un coágulo existente. Esto ayuda a mantener los coágulos a un tamaño que el cuerpo puede disolver. 

  • Trombólisis. Este procedimiento se usa a menudo para disolver coágulos grandes. Se inserta un catéter (un tubo delgado) en la vena afectada. Se toman radiografías u otras imágenes de la vena y del coágulo. A continuación, a través del catéter, se administra directamente en el coágulo un medicamento para disolverlo. En algunos casos se usa también un dispositivo mecánico para deshacer el coágulo.

  • Filtro en la vena cava inferior. Un filtro en la vena cava inferior es un pequeño dispositivo que se usa para atrapar los coágulos en la parte inferior del cuerpo. El filtro se implanta mediante un catéter en la vena cava inferior, que es la vena más grande del cuerpo. Este procedimiento puede llevarse a cabo si los medicamentos no son suficientes para prevenir otra embolia pulmonar. 

  • Embolectomía pulmonar. En los casos graves se lleva a cabo este tipo de cirugía para eliminar un coágulo. Se efectúan incisiones en el corazón o en la vena para eliminar el coágulo, o bien se pasa un catéter a través de la vena hasta el coágulo y éste se succiona o se extrae.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Con el tratamiento, los coágulos suelen disolverse o extraerse. Algunos tratamientos pueden incluso ayudar a prevenir la formación de coágulos en el futuro. Pero la presencia de una embolia pulmonar aumenta el riesgo de que se forme un nuevo coágulo que podría poner en peligro su vida. Por lo tanto, es probable que deba tomar anticoagulantes durante varios meses o incluso años para ayudarle a prevenir la formación de nuevos coágulos. También es posible que deba hacer cambios en su estilo de vida, como aumentar su nivel de actividad o alimentarse mejor, y tomar precauciones adicionales para protegerse de los coágulos, como usar medias de compresión y hacer ejercicios con las piernas durante viajes largos en auto o en avión. Su proveedor de atención médica puede darle más información.

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato en cualquiera de los siguientes casos:

  • Dolor en el pecho (llame al 911)

  • Dificultad para respirar (llame al 911)

  • Expulsa sangre al toser (llame al 911)

  • Desmayo (llame al 911)

  • La piel se vuelve azulada (llame al 911)

  • Mareos

  • Latidos cardíacos demasiado rápidos, fuertes o anormales

  • Suda más que de costumbre

  • Hinchazón o dolor inusuales en la pierna

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.