Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Infección por estafilococos (sin MRSA)

Las bacterias staphylococcus aureus, o “estafilococos”, son microbios comunes que pueden producir diversos problemas, desde infecciones leves en la piel hasta infecciones graves, tanto en la piel como en los tejidos profundos, los pulmones, los huesos y la sangre. Los estafilococos suelen estar presentes en la nariz y en la piel de muchos adultos sanos. Normalmente no producen enfermedades, pero si la piel se raja o se abre, los estafilococos pueden entrar en el cuerpo y producir infección. Las infecciones por estafilococos suelen tratarse sin problemas con antibióticos. Esta hoja contiene información sobre las infecciones por estafilococos y lo que usted puede hacer para evitarlas.

¿Cómo se transmiten los estafilococos?

Primer plano de la parte inferior de una cara y el cuello. Se ven lesiones de infección por estafilococos en la nariz y cerca de la boca.

Los estafilococos se propagan mediante contacto directo con una persona infectada, a menudo por contacto de piel a piel. También pueden transmitirse por contacto con objetos contaminados, como toallas o equipos deportivos. 

¿Cuáles son los factores de riesgo de la infección por estafilococos?

Cualquier persona puede contraer una infección por estafilococos, pero el riesgo aumenta con la presencia de ciertos factores, entre ellos los siguientes:

  • Vivir o tener un contacto estrecho con una persona infectada por estafilococos

  • Tener una herida o lesión abierta

  • Practicar deportes de contacto o compartir toallas o equipos deportivos

  • Una estadía actual o reciente en un hospital o centro de cuidados a largo plazo

  • Una operación o un tratamiento de heridas reciente

  • Tener puesta una sonda de alimentación o catéter (tubo colocado en el cuerpo)

  • Recibir diálisis renal

  • Tener el sistema inmunológico debilitado o una enfermedad grave

  • Inyectarse drogas ilícitas

¿Cuáles son los síntomas de una infección por estafilococos?

Las infecciones por estafilococos suelen empezar en la piel. Algunas veces aparecen como pequeños abultamientos rojos parecidos a granos o picaduras de araña. Estas lesiones pueden transformarse rápidamente en abscesos (zonas infectadas llenas de pus). Las infecciones por estafilococos también pueden extenderse más profundamente en el cuerpo y causar uno o más de los siguientes trastornos:

  • Infecciones en los huesos (osteomielitis), músculos y otros tejidos

  • Neumonía (infección grave en los pulmones)

  • Infección en la incisión de una operación

  • Bacteriemia (infección en la sangre)

  • Endocarditis (infección del revestimiento del corazón y las válvulas cardíacas)

  • Infección de las vías urinarias (vejiga y riñones)

  • Síndrome de shock tóxico (una enfermedad causada por los estafilococos y las toxinas que producen)

  • Síndrome de piel escaldada (una infección por estafilococos en la piel que causa ampollas y piel en carne viva)

¿Cómo se diagnostica la infección por estafilococos?

Las infecciones cutáneas leves suelen diagnosticarse basándose en su apariencia. En el caso de infecciones más serias pueden hacerse ciertas pruebas. A menudo se toma una muestra de sangre o de orina. También se puede usar una muestra de líquido drenado de una herida, esputo (mucosidad de las vías respiratorias) o tejido infectado. La muestra se envía a un laboratorio para determinar si contiene estafilococos.

¿Cómo se trata la infección por estafilococos?

Una infección menor de la piel suele tratarse con un antibiótico recetado por el médico, bien sea por vía oral o con una pomada aplicada sobre la piel. Para infecciones más severas se puede dar un antibiótico potente por vía intravenosa en el brazo. Si hay un absceso, es posible que se drene la zona afectada.

Prevención de las infecciones por estafilococos: Lo que usted puede hacer

Para reducir la propagación de las infecciones por estafilococos, mantenga las cortadas y rasguños limpios y cubiertos hasta que se curen. Evite el contacto con las heridas o apósitos de otras personas. Evite compartir artículos personales como toallas, afeitadoras, ropa y equipos deportivos. Asegúrese de mantener las manos limpias. La mejor opción es lavarse las manos con agua caliente y jabón. Si esto no es posible, o si las manos no están visiblemente sucias, use un antiséptico de alcohol en gel para las manos que contenga al menos un 60% de alcohol. 

  • Consejos para lavarse las manos correctamente:

    • Use agua tibia y mucho jabón; frótese las manos hasta formar abundante espuma.

    • Limpie completamente cada mano, debajo de las uñas, entre los dedos y sobre las muñecas.

    • Lávese por lo menos durante 15 segundos. No se limite a lavar superficialmente; frótese bien.

    • Enjuáguese las manos, dejando que el agua le corra de los dedos hacia abajo y no de las muñecas hacia el brazo.

    • Séquese bien las manos. Use una toalla de papel para cerrar la llave del agua y abrir la puerta.

  • Uso de antisépticos de alcohol en gel para las manos:

    • Use suficiente gel para mojarse completamente las manos.

    • Frótese las manos enérgicamente, asegurándose de limpiar los dorsos, las palmas, entre los dedos y sobre las muñecas.

    • Frote hasta que el gel desaparezca y usted tenga las manos completamente secas.

Uso correcto de los antibióticos

Tal vez haya oído hablar de la infección por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA por sus iniciales in inglés). Este tipo de estafilococo es resistente, es decir, difícil de eliminar. Esto significa que no puede tratarse con muchos antibióticos (como la meticilina) que dan buen resultado con otros tipos de estafilococos. Las bacterias resistentes se desarrollan cuando los antibióticos no se toman correctamente. Por ejemplo, cuando se toman durante más o menos tiempo del necesario, o cuando se toman sin que se necesiten. Por esta razón, es posible que su proveedor de atención médica no le recete antibióticos a menos que tenga la certeza de que realmente son necesarios. Y por la misma razón es importante que tome siempre los antibióticos siguiendo exactamente las instrucciones del médico. Esto significa que no debe saltarse ninguna dosis y que debe tomar todo el medicamento hasta que se termine, incluso si ya se siente mejor.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.