Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Pérdida de control del tronco: Consejos sobre la seguridad

La capacidad de controlar el tronco (torso) afecta la capacidad de mantener el cuerpo erguido al estar sentado o moviéndose. La pérdida total o parcial del control del tronco puede producirse como consecuencia de un ataque cerebral o una lesión de la médula espinal. También puede ser consecuencia de ciertos trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple. Asimismo, puede deberse a un consumo excesivo de alcohol o al uso crónico de ciertos medicamentos. La pérdida de control del tronco aumenta el riesgo de caídas y lesiones. Esta hoja le ayudará a obtener más información sobre cómo compensar la pérdida de control del tronco y mantener su seguridad.

Hombre sentado en una silla de ruedas con correas de seguridad alrededor de la cintura y los hombros.

El control del tronco es importante para el equilibrio

Normalmente, sus nervios y músculos le permiten sentir dónde se encuentran las distintas partes de su cuerpo y cómo se está moviendo. Esto ayuda a mantener el equilibrio. Los daños a la función normal de los nervios y de los músculos del tronco pueden dificultar la percepción correcta de la ubicación de su cuerpo. Además, los músculos debilitados del tronco pueden hacer que le resulte más difícil mantener el cuerpo erguido y estable. Si tiene estos problemas, es más probable que tenga dificultades para mantener el equilibrio. También es más probable que le resulte difícil evitar las caídas cuando pierde el equilibrio.

Mejoramiento de la postura

Es importante tener una postura correcta para mantener el equilibrio y evitar las lesiones. Siga estos consejos para aumentar la seguridad de su postura:

  • Tenga un soporte adecuado al estar sentado. Siéntese en una silla que tenga el asiento, el respaldo y los brazos bien firmes. Los muslos deben estar paralelos al suelo y las plantas de los pies apoyadas completamente en el suelo. Si está en una silla de ruedas, es posible que deba modificarla para obtener el soporte adecuado. Su proveedor de atención médica podrá enseñarle la mejor manera de hacer esto.

  • Evite encorvar la espalda o inclinarla hacia delante. En caso necesario, su proveedor de atención médica podría recomendarle soportes para la espalda, correas para el pecho u otros dispositivos de soporte para ayudarle a mantener la espalda recta. También le enseñarán a usar estos dispositivos de forma segura.

  • Acostúmbrese a verificar su postura a menudo para comprobar que no se esté encorvando o torciendo la columna hacia un lado. Una manera de hacer esto es mirarse en un espejo y ajustar la posición del cuerpo según sea necesario.

  • No se apoye solamente sobre su lado más fuerte. Si le han recomendado ejercicios, asegúrese de hacer aquellos que le ayuden a fortalecer su lado más débil. Tener un lado mucho más débil que el otro aumenta el riesgo de caídas.

Cómo cambiar de posición de forma segura

Las caídas son más frecuentes al cambiar de posición, por ejemplo al extender el brazo para alcanzar algo, al volverse o al girar, al doblarse, ponerse de pie o empezar a caminar. Estos consejos le ayudarán a moverse de forma más segura:

  • Mantenga siempre a mano las ayudas que le hayan recomendado para desplazarse. Estas ayudas son los artículos o dispositivos que podrían recomendarle para ayudarle a desplazarse, entre ellos las andaderas, los bastones, las muletas y las sillas de ruedas. Utilícelos siguiendo las instrucciones de su proveedor de atención médica.

  • Antes de moverse, mire si hay algún peligro a su alrededor, como objetos en el suelo. Mire también hacia abajo para revisar la posición de su tronco, brazos y piernas.

  • No apure el movimiento. Incluso si usted está sentado de forma segura, ciertos movimientos simples, como inclinarse para alcanzar un objeto, pueden hacerle perder el equilibrio y provocar una caída. Por lo tanto, muévase siempre lentamente y con cuidado. También es importante que se aproxime lo más posible a los objetos que desea alcanzar. Mantenga los objetos que use con frecuencia en un lugar donde le resulten fáciles de alcanzar.

  • Asegúrese de que las habitaciones estén bien iluminadas. Esto le ayudará a ver dónde está, a dónde va, y los objetos que podrían encontrarse en su camino.

  • Tenga mucho cuidado al apoyarse o agarrarse a mesas, mostradores (encimeras) u otros objetos para darse soporte.

  • Conozca sus limitaciones. Si no puede moverse de forma segura, pida ayuda.

Colabore con su terapeuta

Un fisioterapeuta, o un terapeuta ocupacional, colaborará con usted para desarrollar habilidades que le den un mejor control del tronco. De esta forma aprenderá a mejorar su sentido del equilibrio, su postura y su movimiento. Puede usar espejos y otros artículos para ayudar a lograr este objetivo. Además, le enseñarán a hacer ejercicios de fortalecimiento para sus músculos. Asegúrese de seguir todas las instrucciones de su terapeuta acerca de cómo y cuándo hacer estos ejercicios.

Cómo obtener ayuda si se cae

Puede tomar medidas de antemano para obtener ayuda en caso de una caída. Entre estas medidas se encuentran las siguientes:

  • Mantenga una lista de números de emergencia cerca del teléfono.

  • Tenga siempre disponible un método para solicitar ayuda.

  • Lleve consigo su teléfono celular en todo momento. Como alternativa, consulte con su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de obtener un servicio de vigilancia en el hogar. Esto implica llevar un pequeño dispositivo colgado del cuello. Si usted se cae, puede presionar el botón del aparato a fin de alertar a los socorristas de emergencia para que vengan a ayudarlo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.